Teatro Principal de Zaragoza

Vista del Teatro Principal de Zaragoza desde el Coso

Teatro Principal de Zaragoza

El Teatro Principal tiene un gran valor simbólico para Zaragoza; es el teatro que permanece en activo más antiguo, relevante y querido de la ciudad, testigo mudo de los acontecimientos y cambios experimentados por la sociedad zaragozana desde su inauguración en 1799 hasta nuestros días.

La afición de los zaragozanos por el teatro se manifiesta desde el nacimiento de la ciudad. Desde el Teatro Romano, construido en el siglo I y cuyos restos se encuentran en la calle Verónica, los teatros han formado parte de la vida cotidiana de la capital del Ebro.

A mediados del siglo XVI se construyó en el actual emplazamiento del Banco de España El Corral de Comedias del Coso, el primer teatro permanente en nuestra ciudad y el antecesor directo del Teatro Principal. Tras numerosas reformas, el viejo edificio fue sustituido, en febrero de 1771, por el nuevo Coliseo de Comedias. Este edificio de madera fue destruido por un pavoroso incendio acaecido el 12 de noviembre de 1778, en la representación de “La Real Jura de Artaxerjes” por una compañía de cómicos italianos en gira por España. En la tragedia murieron 77 personas y constituyó, sin duda alguna, la página más negra de la historia teatral de Zaragoza.

El Teatro Principal fue construido en su actual emplazamiento por el arquitecto Agustín Sanz (el mismo que diseñó la Puerta del Carmene inaugurado el 25 de agosto de 1799.

Vista del Teatro Principal de Zaragoza desde la Plaza de José Sinués y Urbiola

Vista del Teatro Principal de Zaragoza desde la Plaza de José Sinués y Urbiola

Durante los siglos XIX y XX se convirtió en un lugar privilegiado en el que se dieron cita las más importantes compañías de teatro, ópera y ballet del momento. Desde su fundación, los nombres más prestigiosos de la escena mundial han dejado su huella en el primer coliseo de la ciudad. El Teatro Principal tuvo que acomodarse a los nuevos tiempos y vivió importantes reformas, como las realizadas por José Yarza, en 1858; Ricardo Magdalena, en 1870 y Regino Borobio, en 1940.

La superposición de todas estas intervenciones de reforma y ampliación ha configurado el Teatro Principal tal y como hoy lo conocemos.

Vista del Teatro Principal de Zaragoza desde la Calle Don Jaime

Vista del Teatro Principal de Zaragoza desde la Calle Don Jaime

Sin duda alguna la reforma más importante la realiza Ricardo Magdalena, inspirándose en el modelo de planta de la Scala de Milán: se recrea una nueva fachada y se lleva a cabo una nueva decoración interior de la sala, destacando la embocadura del escenario y el magnífico telón de boca pintado por Marcelino de Unceta. El telón representa el Templo de la Fama, en cuyo centro aparece la inmortalidad, flanqueada por la Tragedia y la Comedia.

Teatro Principal de Zaragoza, Escenario

Escenario del Teatro Principal de Zaragoza

En los grupos laterales, Unceta retrató a los más importantes autores y actores del teatro español.

La reforma que sin duda puso al Teatro Principal en la vanguardia técnica de los mejores coliseos de artes escénicas españoles fue debida al arquitecto zaragozano José Manuel Pérez Latorre; en ella se configura un nuevo sistema de distribución interior, además de dotar al teatro de una gran infraestructura técnica. También se remodeló la parte posterior del teatro, quedando peatonalizada la Plaza José Sinués.

Teatro Principal de Zaragoza, Pinturas del Techo

Pinturas del Techo del Teatro Principal de Zaragoza

Se restauraron las pinturas de los techos, obras de los artistas aragoneses Joaquín Pallarés, Dionisio Lasuén, Emilio Fortún, Angel Gracia y Mariano Oliver, además de un suntuoso hall presidido por el mural de Manuel Broto. El piso de la planta calle se cierra al patio con un gran mural, alegoría del pintor Jorge Gay, visible junto con las columnas que sustentan cuatro grandes esculturas de Francisco Rallo. Todo el conjunto preside los camerinos principales.

En la parte superior de la fachada principal están las estatuas de las Musas del teatro: Melpómene, Thalia, Euterpe y Terpsícore. Fueron esculpidas por Francisco Rallo Lahoz entre 1969 y 1970.

El Teatro Principal actual, totalmente remodelado, fue inaugurado el 2 de mayo de 1987.

Al exterior presenta dos tipos de fachadas muy diferentes. Las fachadas hacia las calles Coso y Eusebio Blasco fueron proyectadas en 1937 por Regino Borobio y José Beltrán en ladrillo caravista combinado con motivos decorativos en piedra dentro de una composición de aires racionalistas. Por otro lado, las fachadas hacia la calle Don Jaime I, la plaza José Sinués y una pequeña parte de la calle Blasco fueron realizadas a finales de XIX por Ricardo Magdalena en ladrillo revocado y pintado de blanco siguiendo una composición clásica con elementos ornamentales academicistas.

En el interior, el espacio más importante es la sala de espectadores. Presenta una tipología de “teatro a la italiana” con planta en forma de herradura. Tiene un aforo de 1.100 espectadores distribuidos entre el patio de butacas o platea y cuatro pisos (tres de palcos y el último con graderío). La decoración de la sala está realizada en oro y blanco y destaca sobre el fondo rojizo de los suelos y las butacas. En los motivos ornamentales se mezclan diseños clásicos con otros procedentes de diversas tradiciones como la mudéjar, la oriental y la egipcia, dando lugar a un estilo ecléctico muy interesante.

El suntuoso hall del Teatro Principal de Zaragoza

El suntuoso hall del Teatro Principal

En el vestíbulo principal, situado en planta baja y desde el que arrancan las elegantes escaleras que conducen a los pisos altos y a la actual cafetería, destaca la cuidadosa decoración en paredes, techos y suelos, utilizando ricos revestimientos de mármol de diferentes clases, pinturas decorativas y distintos motivos en relieve. Toda esta parte, abierta al público, se completa con un amplio programa de espacios secundarios destinados a almacenes, camerinos, administración, taquillas, etc.

El Teatro del Principal es un equipamiento imprescindible para la ciudad, que jalona hoy y con gran éxito el panorama teatral en Zaragoza.

Es un espacio polivalente abierto a las creaciones no convencionales, con voluntad de potenciar los artistas emergentes, así como trabajar con artistas ya consolidados que exploren nuevos lenguajes escénicos. Esta sala centra su línea artística en las artes del movimiento, las nuevas dramaturgias, la música en vivo y las experiencias multidisciplinares.

Este espacio ubicado en pleno corazón de Zaragoza está dedicado al teatro, pero no exclusivamente a él. Aquí tienen tienen cabida múltiples expresiones artísticas concebidas para un público que busca una alternativa a los circuitos convencionales de ocio. Comedias, espectáculos de magia e improvisación, obras para adultos y también para bebés… su oferta es amplia, diferente y original.

Las cuatro musas originales de la mitología griega: Telxíone, Aiodea, Arquea y Meletea, en la fachada del Teatro Principal

Las cuatro musas originales de la mitología griega: Telxíone, Aiodea, Arquea y Meletea

Dirección: Calle del Coso, 57
Teléfono: 976296090
Sitio Webhttp://www.teatroprincipalzaragoza.com/

Tags: , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Desde ZaragozaGuia.com intentamos mostraros la actualidad de eventos en Zaragoza, así como establecimientos (hoteles, restaurantes, tiendas...) que merece la pena conocer y visitar.



Volver arriba ↑