Tras el éxito de otros locales de moda como The Moonkeys, No lo veo, Alcachopo o La Quebradora, el Grupo Laminero, encabezado por Aldo Sorrosal y Diego Marcos, crece con Birabola -palabra que significa ‘mariposa’, en lengua aragonesa-.

Se trata de un proyecto rompedor y cargado de fuerza, frescura y mucho color en el que han apostado por una estética muy visual e instagrameable.

El Birabola ofrece dos ambientes muy diferenciados, uno para disfrutar de la comida y la cena, cálido, acogedor y colorido; y otro nocturno, para la noche, en la que la luz neón será la clara protagonista.

Mesa del Restaurante Birabola

En cuanto a la propuesta gastronómica, el Birabola apuesta por una fusión entre la gastronomía más casual y trasgresora sin perder de vista los toques clásicos de toda la vida. El restaurante ofrece toda una experiencia gastronómica basada en platos al centro para compartir con una presentación muy atractiva.

Así, en Birabola nos proponen comer un menú de streetfood asiático como si estuviéramos en un puesto callejero en Filipinas, montar un pinic al instante, disfrutar con una auténtica barbacoa de Bifé de res o un sabroso chile chipotle con el que hacerte unos tacos; compartiendo, repartiendo y disfrutando y jugando.

Carpaccio de tomate rosa con vinagreta de naranja y miel, burrata y helado de albahaca

Carpaccio de tomate rosa con vinagreta de naranja y miel, burrata y helado de albahaca

Entre las propuestas estrellas destacan a sabrosa y visual pink carbonara, un fussili de pasta fresca y remolacha con la auténtica carbonara de guanciale y parmesano, el Tomahawk especial, una pieza de carne premium cortada con un sable mientras las llamas devoran la pieza aromatizándolo con Tennessee whisky o el delicioso arroz de shiitake, con ostra y portobello, acompañado de trigueros asados y ali oli de ajo negro.

Y al llegar a los postres remata la faena con un trozo de tarta de queso. ¡La bordan!.

Tras la cena, llega el momento de disfrutar de una carta de coctelería mientras el ambiente y la estética del local dan un cambio radical gracias a los juegos de luces y al ambiente neón.

Decoración del Restaurante Birabola

Los cócteles de autor del Birabola parecen una extensión de la personalidad del restaurante: copas coloristas, imaginativas, cálidas; copas que quieren activar sesión los sentidos y te llenan de ‘joie de vivre’.

El Cosmopolitan ‘Love Potion’, con algodón de azúcar, o la Piña Colada, con un globo de helio, son una maravilla. Cada cóctel es pura fantasía.

Dirección: Calle Gertrudis Gómez de Avellaneda, 43
Sitio web: https://birabolarestaurante.com/