Este edificio fue proyectado por el arquitecto Miguel Ángel Navarro (autor de edificios como la Casa Solans, la Casa Palao o la antigua Fábrica de Harinas La Imperial) en la década de 1920 como chalet para la familia Monterde. Se levantó en Las Delicias, una zona de la ciudad que experimentaba en aquellos momentos un extraordinario crecimiento demográfico no exento de grandes problemas urbanísticos.

El ritmo de su composición está marcado por los cuerpos de mayor altura, apuesta por lo geométrico y la riqueza ornamental.

Los detalles de la rejería en las barandillas de los balcones dan aires de renovación y recuerdan al lenguaje modernista que decora las casas del paseo de Sagasta. La misma inspiración pudieron tener los arcos circulares tripartitos de los vanos, que culminan tanto puertas como ventanas. Altos balcones en las dos primeras plantas, mientras que en la tercera la pared solo está poblada por ventanas. Tres pisos y también tres módulos salientes hacia la acera. El conjunto lo completa un patio, una casa de dos pisos en el mismo y un torreón, todo rematado por una cornisa de madera.

La vivienda estaba rodeada de amplísimos jardines y huertos con edificios anejos.

En los años 50, la familia Monterde donó el edificio al estado, con la condición de que fuera destinado a fines sanitarios.

El inmueble sufriría con el paso del tiempo diferentes intervenciones, ampliaciones y cambios de uso que terminaron por desvirtuar en parte del diseño de Navarro.

El antiguo hospital San Jorge quedó vacío en 2008, tras más de 50 años de actividad, cuando los últimos trabajadores e internos se trasladaron al Hospital de Nuestra Señora de Gracia (Provincial).

En la actualidad, el recinto se encuentra cerrado y sin uso, creciendo el deterioro día a día.

Dirección: Calle Padre Manjón, 1