La Plaza de San Miguel está situada en la intersección de las calles Espartero, Reconquista, Asalto, San Miguel, y Miguel Servet en el centro histórico de Zaragoza.

Está rodeada de edificaciones importantes donde se unen, en un excelente contraste, el arte y la historia.

Tres de estas construcciones impresionan particularmente por su belleza arquitectónica y son patrimonio de la ciudad.

La primera es la majestuosa Iglesia de San Miguel de los Navarros. El nombre de la iglesia, según la tradición, se debe a que San Miguel se apareció a las tropas navarras que ayudaban a Alfonso I El  Batallador en el asedio a Zaragoza.

Vista de la Iglesia de San Miguel San Miguel de los Navarros desde la plaza del mismo nombre

Vista de la Iglesia de San Miguel desde la plaza homónima

Fue a principios del siglo XII, pero tuvo que pasar un siglo hasta que se creara la parroquia. La existencia de la iglesia de San Miguel de los Navarros está documentada desde 1260.

La segunda, la única casa que se ha conservado de las muchas que habitó la familia de Francisco de Goya en Zaragoza entre los años 1747 y 1783, tal y como ha documentado el investigador José Luis Ona González, entre otros.

La casa en la que Goya vivió al menos durante los años 1768 y 1769 está sitada en el número 4 de la Plaza de San Miguel

La casa en la que Goya vivió al menos durante los años 1768 y 1769 está sitada en el número 4 de la Plaza de San Miguel

Se trataba de una casa de alquiler bianual, dependiente de la parroquia de San Miguel, en cuya Matrícula constaba D. Joseph Goya como inquilino en el año 1769, constando ya un nuevo inquilino en la Matrícula de 1773.

El tercero, el mural en recuerdo de la Puerta del Duque de la Victoria, la más moderna (1856) y la de más corta existencia de las que ha tenido Zaragoza.

Costeada por Juan Bruil, la magnífica puerta de hierro fundido se levantó en tan solo 15 dias para celebrar la visita del general Espartero (apodado Duque de la Victoria), con motivo de la inauguración del trazado ferroviario entre Madrid y Zaragoza.

Mural de la Puerta del Duque de la Victoria en la Plaza de San Miguel

Mural de la Puerta del Duque de la Victoria en la Plaza de San Miguel

Al poco tiempo, el aumento del tráfico rodado hizo que comenzará a molestar y se desmontó en 1919.

Eso (y muchísimo más) es la Plaza San Miguel: un lugar donde es fácil perderse y sentirte dentro de una aventura, una locura y un remanso de paz, todo depende de donde estés y del momento del día.

edificios clasicos en la plaza de san miguel de zaragoza

Arquitectura tradicional en la Plaza San Miguel

Vista de la Plaza San Miguel