En el número 40 del Paseo María Agustín se conserva la puerta y el muro del antiguo Cuartel de Caballería.

El cuartel fue construido en 1775 por el arquitecto zaragozano Pedro Pablo Camón, y ocupaba el solar comprendido entre la plaza de toros y la iglesia del Portillo, con capacidad para 600 hombres y otros tantos caballos.

La puerta (hoy cegada) estaba rematada por un escudo Real (actualmente en los jardines del Cuartel de Pontoneros) y permitía la salida directa de la tropa al inmediato campo del Sepulcro o Eras del Rey.

El muro hacía las veces de muralla de la ciudad.

La puerta del Cuartel de Caballería fue escenario de la primera batalla de los Sitios de Zaragoza.

muro del antiguo cuartel de caballeria paseo maria agustin

La mañana del 15 de junio de 1808 las tropas francesas, tras vencer a las españolas en Mallén y Alagón, estudiaron por dónde entrar en la ciudad.

Al mediodía los franceses atacaron las puertas del Portillo y del Carmen y, al ser rechazados, pensaron que el muro de ladrillo del cuartel y su puerta, más endeble, eran el punto más débil por el que podían forzar la entrada.

Dos veces consiguieron entrar en el cuartel por allí, y otras tantas fueron rechazados, dejando en el interior numerosos cadáveres. Los franceses, sorprendidos por la ferocidad de los zaragozanos, lanzaron aún un tercer ataque. Se combatió en el interior del cuartel metro a metro, pasillo a pasillo.

Una compañía de granaderos del 44º Regimiento francés logró cruzar el patio principal, pero la llegada de tropas de refuerzo desde el Arrabal hizo que tras un arduo combate los franceses abandonaran el edificio, al que incendiaron su tejado.

El 1 de julio el inmueble sería objeto de nuevos ataques, y durante todo el segundo sitio fue cuartel y hospital del batallón de cazadores de Fernando VII.

Dirección: Paseo María Agustín 40, Zaragoza