Cortes de Aragón es una de las calles mas céntricas y concurridas de Zaragoza, y se extiende desde Hernán Cortés hasta Corona de Aragón, atravesando Fita, Dato, Princesa, Ricla, Marcial, Goya López Allúe, Tomás Bretón y Luis del Valle.

A veces uno no se dirige precisamente a la Calle Cortes de Aragón, a veces uno va para otro lado, a otra plaza, a otra gestión, a veces por ahí se hace más lejos pero igual uno toma la Calle Cortes de Aragón, como si fuera un recorrido obligatorio o una suerte de apremio por llenarse de la vida que recorre esa calle de un extremo a otro.

Es uno de esos sitios donde parece que el tiempo se haya detenido años atrás, cuando todo era más sencillo y la gente no tenía tanta prisa.

Los balcones se asoman a la calle, como queriendo ser parte de todo cuanto ocurre y, dividiéndolos, están los guardavecinos, esas rejas con los más caprichosos diseños que tipifican los barrios y marcan los pequeños límites perimetrales entre viviendas contiguas.

Té verde, negro rojo, blanco, oolong, rooibos e infusiones y accesorios de todo tipo conforman el core business de Espabilaté (número 47), una tienda especializada en venta de té a granel en pleno corazón de Zaragoza.

Cuidada hasta el más mínimo detalle por su propietario Chabi Murillo, en Espabilaté el valor de la forma alcanza tanta importancia como el del contenido, por ello su catálogo integra también una amplia variedad de teteras, filtros y tazas, con los que disfrutar al máximo de la experiencia del té.

Espabilaté (Cortes de Aragón 47-49)

Los amantes del queso tienen una visita obligada a 111 Quesos (número 59). Su amplia variedad y su cuidada selección de productos la han convertido de una de las mejores tiendas gourmets de Zaragoza.

La impulsora de este espacio consagrado a los mejores quesos artesanos nacionales es Idoia Aguirre.

Idoia es una experta en seleccionar lo mejor en origen y en este espacio suele tener alrededor de 200 referencias, que van rotando en función de la temporada, la estacionalidad y la producción.

Ella los madura y afina personalmente, dando lugar a joyas lácteas que podemos comprar para llevar a casa, o degustar en su espacio de mesas. Si al echar un vistazo a su carta, no sabéis por dónde empezar ni qué tabla de degustación elegir, no dudéis en consultarle.

111 quesos zaragoza idoia aguirre

En el número 64 está La Taberna La Piedra. Prueba la especialidad de la casa, el chuletón a la piedra. Una piedra de lava caliente se lleva a tu mesa acompañada de un plato de carne y un plato de sal marina. Se espolvorea la sal en la piedra caliente y se cocina la carne al gusto, lo que permite disfrutar de todos sus jugos naturales y sabor. Recomendamos acompañala con una ración de Piedritas, una de las especialidades de establecimiento.

Tambien merecen mención las tapas y las ensaladas que se toman como entrante, sobre todo aquellas con foie. No te pierdas los postres, sobre todo las tartas artesanas del día.

restaurante la piedra

Los roscones de Tartas Melva (número 70) son un clásico para los zaragozanos, que cada año aguardan largas colas para disfrutar del que, con el paso del tiempo, se ha convertido en uno de los buques insignia de Tartas Melba.

Materia prima de calidad, masa fina y sobria decoración, con azúcar y almendra como único adorno, son las notas que caracterizan a los roscones de este obrador familiar, fundado en 1965.

tartas melba zaragoza

Eso (y muchísimo más) es la Calle Cortes de Aragón: un lugar donde es fácil perderse y sentirte dentro de una aventura, una locura y un remanso de paz, todo depende de donde estés y del momento del día.

Vista de los edificios de la Calle Cortes de Aragón