Lugares de Interés Lienzos y torreones integrados en el Convento del Santo Sepulcro

Publicado el 2 de marzo de 2018 | por David Gimenez

Monasterio del Santo Sepulcro

El Real Monasterio de Comendadoras Canonesas de la Orden Militar y Pontificia del Santo Sepulcro es un conjunto formado por la Iglesia de San Nicolás de Bari y el Monasterio propiamente dicho, al que se incorporó la citada iglesia en el siglo XIV. Este monasterio, cuya fundación se remonta al siglo XIII, es el único edificio conventual de estilo mudéjar que ha llegado completo hasta nuestros días, y permite viajar en el tiempo adentrándose en su sala capitular y el claustro.

Construido sobre los restos de las antiguas murallas romanas, lleva 700 años habitado y sigue siendo un edificio vivo, de hecho es el único de esta orden que hay en España y está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC).

La mayor parte del Monasterio data del siglo XIV, momento en el que se construyeron el claustro, la sala capitular, la iglesia conventual, el refectorio o el dormitorio. Este núcleo mudéjar constituye lo más interesante del conjunto. En el siglo XVI se hicieron importantes reformas, incluyendo la edificación de un nuevo refectorio y del llamado edificio del Mirador, adosado en el lado del evangelio de la iglesia.

La fachada que da a la calle Don Teobaldo fue restaurada entre 1883 y 1884 por el arquitecto Ricardo Magdalena en estilo historicista; en ella reutilizó azulejos del siglo XVI que se encontraban en el interior del monasterio

Monasterio del Santo Sepulcro

Monasterio de Canonesas del Santo Sepulcro

El conjunto presenta en su lado meridional restos de la antigua muralla romana de Caesaraugusta, recrecida en diferentes épocas.

Fue un monasterio de clausura femenino desde tiempos del rey Jaime I el Conquistador hasta casi hoy en día, decimos casi porque dejó de ser de clausura hace ya un tiempo pero sigue mantenido una comunidad de religiosas entre sus muros.

El Monasterio del Santo Sepulcro presenta una fachada exterior de aspecto sólido y robusto, mientras que en su interior nos encontramos con una decoración sencilla y unas hermosas líneas horizontales. Dentro podrás disfrutar de su frescura y tranquilidad, muy alejada de la ruidosa calle.

A primera primera hora de la mañana (cuando la iglesia está desierta), la luz entra a través de los coloridos vitrales y de las angostas ventanas, iluminando las gigantescas naves en penumbra y creando impresionantes juegos de luces y sombras, un efecto que le da al lugar una cualidad etérea y sobrenatural.

Monasterio del Santo Sepulcro de Zaragoza

La cúpula, muy bella desde fuera, presenta unas dimensiones imponentes si la admiramos desde el interior. Las paredes lisas y la simplicidad de las columnas octogonales contribuyen a dar un toque místico a la iglesia.

A pesar del gran interés artístico de sus dependencias y de las obras de arte que atesora, el Monasterio del Santo Sepulcro es un gran desconocido para la mayoría de los zaragozanos.

Dirección: Calle de Don Teobaldo, 3

Tags: , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑