Museo del Puerto Fluvial Romano

Museo del Puerto Fluvial Romano

Museo del Puerto Fluvial Romano (Foto: Millars bajo lic. CC BY-SA 4.0)

Museo del Puerto Fluvial Romano

En época romana, el río Ebro era navegable desde Dertosa (Tortosa), donde existía un puerto mixto marítimo y fluvial, hasta Vareia (la actual Logroño), y a lo largo de sus orillas se desarrollaba un intenso comercio que favoreció la aparición de puertos fluviales en varias ciudades.

De ellos, el de Caesaraugusta era el principal enclave redistribuidor en el centro del valle tanto de mercancías procedentes del interior (trigo, madera, hierro, pieles, lino, etc.) como de la costa (vino, salazones, cerámicas, mármoles, joyas, etc.).

Situadas en el ángulo nordeste del foro, las instalaciones portuarias se extendían por la orilla derecha del río, aprovechando el carácter tranquilo de las aguas en esta zona. Estas instalaciones contaban con un gran edificio, probablemente destinado a funciones de almacenaje entre otras, que se abría al río por una bella fachada de arquerías. Desde esta arquería se accedía a un vestíbulo que a través de una escalinata comunicaba las instalaciones portuarias con el recinto del foro.

El Museo del Puerto Fluvial está situado en la Plaza de San Bruno y se extiende por el subsuelo hasta las orillas del Ebro. Desde el año 2000 exhibe los restos arqueológicos hallados en las excavaciones realizadas entre 1989 y 1991 las cuales sacaron a la luz un conjunto monumental que comunicaba la orilla del Ebro con el foro de la ciudad.

Restos del puerto fluvial de Zaragoza, en cuyos sillares aparecen las marcas IV, VI y X, referidas a las Legiones IV Macedonica, VI Victrix y X Gemina.

Restos del puerto fluvial de Zaragoza, en cuyos sillares aparecen las marcas IV, VI y X, referidas a las Legiones IV Macedonica, VI Victrix y X Gemina (las legiones fundadoras de la colonia)

En la actualidad se conservan los restos de un edificio construido entre la época del emperador Augusto y el siglo I d.C., testimonio de que Caesaraugusta fue uno de los puertos principales del Ebro y el más importante enclave redistribuidor de mercancías en el centro del valle.

Además de los restos conservados in situ, se muestran varios ejemplos de ánforas, principal envase del comercio de alimentos en época romana.

Paneles explicativos, una maqueta y la proyección de un audiovisual permiten al visitante rememorar la importancia del Ebro y del puerto fluvial en la Zaragoza romana.

Este museo, junto con el Museo de las Termas Públicas, el Teatro Romano y el Museo del Foro, es uno de los cuatro sitios de Zaragoza donde el visitante puede ver los restos arqueológicos de la antigua colonia romana de Caesaraugusta.

Dirección: Plaza San Bruno, 8
Teléfono: 976 721 207
Horarios: De martes a sábado, de 10 a 14 h. y de 17 a 21 h. Domingo, de 10 a 14,30 h. Lunes, cerrado.

Tags: , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑