Palacio Larrinaga

Palacio Larrinaga de Zaragoza

Palacio Larrinaga

El Palacio Larrinaga fue diseñado en 1901 por el arquitecto Félix Navarro (autor del Mercado Central, del Monumento al Justicia, de la Escuela de Artes de la Plaza de los Sitios…) para el matrimonio formado por naviero de origen vasco y nacido en Liverpool Miguel Larrinaga y la aragonesa de Albalate del Arzobispo Asunción Clavero.

Miguel y Asunción se conocieron en la Basílica del Pilar, al asistir al servicio religioso habitual de finales del siglo XIX. Ese fue el flechazo.

Aunque sería el 23 de octubre de 1897 cuando formalizarían ese amor, en la discreta iglesia católica de Nuestra Señora del Monte Carmelo en Liverpool (Inglaterra).

Félix Navarro (autor del Mercado Central, del Monumento al Justicia, de la Escuela de Artes de la Plaza de los Sitios…), uno de los mejores arquitectos de la Zaragoza de finales del siglo XIX y principios del XX, creó un edificio que es pura fantasía.

En él trabajaron muchos de los mejores artesanos de Zaragoza haciendo vidrieras, mosaicos, relieves, cerámica, rejas, yeserías…

Por todas partes hay barcos, anclas, cuerdas, caballitos de mar… y otros elementos decorativos que aluden al mar y al comercio marítimo, ocupación de los Larrinaga.

Es un voluminoso edifico de cuatro fachadas con torres en sus ángulos. Tiene planta cuadrada y sus dependencias se distribuyen en torno a un espacio central cubierto con cúpula.

El interior del palacio se estructura en cuatro plantas: sótano con dependencias auxiliares; planta baja; con despacho, comedor principal, y el salón francés; la zona privada de la familia y la capilla en la planta superior y el ático que alojaba las habitaciones del personal de servicio.

En la parte posterior se construyó un mirador acristalado en forma de exedra. Las torres no cobijaron ninguna dependencia especial, tan solo fueron espacios abiertos. A ellas se accedía desde el interior y desde la galería de la fachada principal.

Todo el espacio interior se decora mezclando elementos de estilo plateresco, barroco y rococó, realizados en diversos materiales. De forma singular, dos de las habitaciones principales contaron con una gran chimenea en piedra decorada con motivos renacentistas. También la capilla estuvo decorada con esmero. Contó con preciosas vidrieras en sus vanos y cuidados pavimentos en madera.

Al exterior, el elemento más significativo es la gran fachada principal y las cuatro torres de las esquinas, que sobresalen en altura. La fachada principal se divide en dos grandes galerías abiertas por arcos. Sobre las galerías se aprecia una cubierta tranqueada y el remate octogonal de la cúpula.

Para decorar su exterior se utilizó azulejería y elementos decorativos en piedra realizados por el escultor Carlos Palao. Las torres se cubren también con azulejos realizados a la cuerda seca. La fachada principal es la más decorada y en ella destaca, sobre todo, el mural cerámico que preside la arcada superior, inspirado en el comercio naval.

El mural cerámico de la fachada principal podría ser obra del ceramista Enrique Guijo Navarro, según los estudios realizados para la restauración del palacio en 1996.

El palacio se finalizó en 1908 pero la pareja nunca lo habitó, ya que residían en Liverpool y tenían dos residencias de vacaciones en San Sebastián y Málaga.

El Palacio Larrinaga es uno de los últimos ejemplos de las grandes residencias privadas de la ciudad de Zaragoza, ya que a partir de los años 30 del siglo XX, la construcción de estos palacios decae a favor de otros modelos menos ostentosos.

En 1942 el palacio fue vendido a la empresa zaragozana Giesa y, pocos años después, los Hermanos Marianistas adquirieron el edificio para usarlo como colegio-residencia. Ibercaja compró el edificio en 1993 para su restauración.

Actualmente el Palacio Larrinaga es propiedad de Ibercaja, que propició una restauración integral del edificio, consolidando y limpiando las estructuras, así como restaurando maderas, cerámicas y yeserías para devolverle su esplendor ornamental. Es la sede del Patronato Cultural de Ibercaja y acoge el Centro de Documentación de Ibercaja, así como varias bibliotecas adquiridas por la entidad.

Dirección: Calle de Miguel Servet, 123

Tags: , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑