El palacio de Montemuzo es un conjunto de propiedades formado por el antiguo palacio renacentista de Montemuzo y la modernista casa Artiach.

El palacio es una obra de finales del siglo XV, mientras que la casa Artiach es una construcción eclecticista con elementos decorativos modernistas de comienzos del siglo XX. Atribuida erróneamente al arquitecto Ricardo Magdalena, su autor es el arquitecto catalán Luis Salas Ricomá cuyo proyecto se fecha en 1906.

El inmueble configurado por ambas construcciones, comunicadas a nivel de planta baja por un pasaje, ocupa un solar extenso y de contorno irregular.

exterior del palacio de montemuzo

La fachada del palacio renacentista abre a la calle Santiago. Está organizada en tres plantas, abriéndose en la baja la gran puerta en arco de medio punto con jambas de piedra. Se trata de una amplia portada que permitía el acceso de carruajes y personas. En la planta noble abren tres balcones, y sobre ella, una galería de arquillos doblados de medio punto. Remata la fachada con un prominente alero de madera.

Al interior, en la planta baja, el zaguán da paso al patio central que estructura los diferentes espacios. Está articulado mediante columnas y una arquería superior con rica decoración renacentista, coronada por un alero de madera. Sobre éste, el piso superior abre hacia el patio por una galería de arquillos que remata con un alero de ladrillo.

La fachada de la calle Espoz y Mina, eclecticista, consta de cuatro plantas ajustándose a una estricta simetría. Conjuga la utilización de dos materiales: la piedra para la planta baja y el ladrillo a cara vista para el resto. La decoración de relieves de motivos florales se dispone coronando los balcones y en las jambas de los ventanales de la planta baja. El conjunto se completa con la rejería artística de los balcones.

El palacio de Montemuzo fue adquirido por el Ayuntamiento de Zaragoza en 1985, y se encontraba en lamentable estado de conservación. El patio interior, uno de los elementos artísticos más notables (con esbeltas columnas jónicas anilladas que soportan un piso alto con arquería de medio punto) estaba a punto de desplomarse.

Inmediatamente se hicieron obras de consolidación y se decidió hacer un esfuerzo no solo por rescatar lo que quedaba, sino también por incorporar otros elementos ajenos que pudieran darle más esplendor.

Uno de ellos fue la techumbre del siglo XV de la sala hemeroteca de la primera planta. Pertenecía a la casa-palacio de Gabriel Sánchez, tesorero del rey Fernando el Católico. Posteriormente pasó a ser propiedad de los Torrellas, siendo conocido también por el nombre de palacio del Comercio. Hacia 1865 fue derribado en buena parte como consecuencia de la remodelación urbanística de la Plaza del Pilar. En parte de su solar se construyó el Pasaje del Comercio y de la Industria, más conocido como Pasaje del Ciclón, quedando la parte correspondiente al nº 9 de la calle Forment, esquina con la de Santiago sin derruir y convertida en casa de vecinos hasta 1971 cuando se derribó también este edificio. La techumbre conjuga elementos renacentistas y mudéjares, algo habitual en las techumbres aragonesas del XVI que vienen a seguir el modelo de la que cubre el Salón del Trono del palacio de los Reyes Católicos en la Aljafería.

Otros elementos fueron los artesonados del siglo XVI de las salas de exposiciones temporales de la planta baja. Proceden del desaparecido palacio Aytona o también llamado de Medinaceli, que fue piqueteado con el proyecto de unión de las plazas de la Seo, el Pilar, y Huesca, en la década de los años 40 del pasado siglo.

La rehabilitación se prolongó durante cinco años y la obra fue dirigida por Javier García de Parada y Ricardo Usón. Costó más de 2,7 millones de euros.

Desde 1994 el Palacio de Montemuzo es sede de la hemeroteca, la biblioteca y el archivo del Ayuntamiento y cuenta además con una sala de exposiciones temporales.

En los años 90 del siglo pasado se realizaron catas arqueológicas y se descubrieron en el subsuelo niveles de ocupación de la época del Emperador Augusto. No es extraño, pues el palacio de Montemuzo se halla en las proximidades del cardo y decumano máximos, las grandes arterias viarias de Caesaraugusta romana.

Dirección: Calle Santiago 34, a pocos pasos de la Plaza del Pilar y la Calle Don Jaime
Teléfono: 976 721268
Horario: De Martes a Sábado de 10 a 14 y de 17 a 21h. Domingos y festivos de 10 a 14:30h. Lunes cerrado.