En Zaragoza hay una especie urbana aún por catalogar: los ‘terraceros’. A los ‘eternamente jóvenes’ y a los ‘hípsters’ se suma esta nueva horda de individuos que no renuncian a la libertad del aire libre ni en enero. Los reconocerás por su inseparable chaqueta, sus brazos cruzados para protegerse del viento y, muchas veces, por llevar un cigarrillo en la mano. Pero no te asustes, los tiempos en los que los ‘terraceros’ tenían que luchar contra las condiciones climáticas por conservar su preciado sitio han terminado.

Te proponemos unos cuantos bares y restaurantes donde seguir disfrutando de todo lo bueno de las terrazas en el gélido invierno.

 

La Belle EpoqueLa Belle Epoque

Algo tiene la luz de La Belle Epoque. Siempre quieres volver. Una iluminación discreta que emana de originales lámparas baña este local de mesas metálicas y suelos de madera.

Desde el desayuno hasta la primera copa de la noche. Se ha convertido en punto de reunión informal para la gente bien de la zona centro (sobre todo, treintañeros).

Aunque su punto fuerte es sin duda su terraza, perfectamente climatizada para el invierno.

Dirección: Avenida Cesáreo Alierta 14

 

Aires del SurAires del Sur

Aires del Sur es una taberna alegre y simpática que sirve tapas andaluzas, especialmente de Huelva, en un ambiente ecléctico. Su especialidad desde que abrió hace cuatro años en la calle Cádiz es un jamón ibérico excepcional.

El local admite cualquier encuentro: un picoteo en su amplía barra bien acompañada de mesas altas, una cena formal en el comedor y dos terrazas (interior y exterior para fumadores).

En Aires del Sur también podemos saborear embutidos ibéricos, mojama, un pan de hogaza troceadas en 4 partes para compartir, exquisitas gambas blancas de Huelva, etc… y todo ello acompañado por una bodega convincente con referencias de prestigio.

El buen trato y la heterogeneidad de las propuestas quizás sean las claves de su éxito.

Dirección: Calle Cádiz 9

 

Terraza Libertad 6.8 terraza de inviernoTerraza Libertad 6.8

La ubicación lo es todo. Y este clásico del Tubo tiene, quizá, una de las más deseadas terrazas de la ciudad. En épocas como la primavera, es un privilegio sentarse en esta terraza en medio del Tubo y con vistas a la torre mudéjar de la iglesia de San Gil, leer el periódico y tomar un café o una copa.

Tienen una excelente coctelería y un amor especial hacia los gin-tonics que comprendemos a la perfección. Lo más interesante es sentarse al caer el sol e ir viendo cómo la fisonomía de todo el conjunto va cambiando a medida que avanza la noche.

Su terraza, con estufitas, parasoles y un muro de protección, es uno de los pocos sitios donde se puede cenar al aire libre sin que los que pasan por allí piensen que has perdido una apuesta.

Dirección: Calle Libertad 6-8

 

Terraza de invierno del Pasaje El CiclónEl Ciclón

Situado justo al lado de la Plaza del Pilar, en el local que ocupó durante más de 100 años el antiguo Bazar El Ciclón en el Pasaje de la Industria y del Comercio, el restaurante el Ciclón reabrió las puertas en octubre del 2017 apostando por una cocina de autor elaborada con ingredientes de temporada, próximos y de calidad​.

Estéticamente, se ha potenciado el aire industrial (no olvidemos que estamos en el Pasaje de la Industria) pero sin renunciar a la calidez que dan los muebles antiguos originales de los antiguos almacenes, que tan de moda están ahora en ciudades como Londres, Milán o Barcelona y los toques retro “vintage”.

Pensada para aguantar todo el año sin que nadie muera de frío, su terraza ya hace tiempo que está cubierta y con calefacción, una opción cada vez más común entre los locales que no quieren sufrir más bajas de las necesarias entre su clientela fumadora.

Dirección: Pasaje del CiclónPlaza del Pilar 10

 

Jena Montecanal terraza de inviernoJena Montecanal

El Jena es un clásico vivo de los bocadillos en nuestra ciudad. El Jena es tan chulo que a veces te hace pensar que estuvieses en un decorado, con su plaza llena de gente, su carta escueta pero cuidada y la propia estructura del local, en una casita de dos plantas con una terraza que no tienen rival.

Aquí encontraremos un buen producto y algunas recetas imaginativas, pero sobre todo buen producto a precio asequible.

Su especialidad son las hamburguesas, bocadillos y entrantes “gourmet”, elaborados con productos de primera calidad. Cuando nos referimos a cocina gourmet, rápidamente nos vienen a la cabeza imágenes de platos sofisticados, con complejas e impactantes composiciones.

El ambiente es un poco fino. La situación es magnífica, lleno de plantas y otras cosas verdes. Pensado para aguantar todo el año sin que nadie muera de frío, su terraza ya hace tiempo que está cubierta y con calefacción, una opción cada vez más común entre los locales que no quieren sufrir más bajas de las necesarias entre su clientela fumadora.

Dirección: Avenida de la Ilustración 14

 

Cafetería San SiroCafetería San Siro

Abierto desde 1969, el San Siro es un clásico a la hora del aperitivo y cuando cae la tarde. Precios ajustados, generosidad con las tapas, cañas estratosféricas y un calor especial. Tienen una excelente coctelería y un amor especial hacia los gin-tonics que comprendemos a la perfección.

Para comer ofrecen un repertorio de tradicional de tapas y platillos, sobre todo. Cosas como la tortilla, las gambas rebozadas y, por supuesto, las empanadillas de atún. Todo es excepcional. El estilo de cocina es contemporáneo, basado en la tradición culinaria de Aragón y próximo a todo el público. El ambiente es de lo que antes se llamaba de “jóvenes profesionales”, pero que ahora, más que una casta fruto del liberalismo, parece una especie en peligro de extinción.

El local es muy, muy agradable y tiene una terraza espléndida. No te quedes con las ganas y ves a conocerlo.

Dirección: Calle Joaquín Costa, 3