El Casino Mercantil ocupa el solar donde se ubicaba el palacio del siglo XVI perteneciente a de Juan Coloma, secretario de Fernando el Católico, y del que todavía se conservan tres artesonados en el inmueble.

Entre 1912 y 1914, Francisco Albiñana (autor de la Fábrica de Galletas Patria en la Avenida Cataluña y de la Casa de José García Sánchez en la calle Lagasca)  diseñó y construyó una nueva fachada, en un estilo modernista tardío, para embellecer el edificio recién adquirido para sede del Centro Mercantil, Industrial y Agrícola.

Antiguo Casino Mercantil de Zaragoza

Los promotores del Casino decidieron comenzar a construirlo por su fachada y que ésta fuese testimonio de su prosperidad, pero la intervención de Albiñana proseguirá en las restantes fases del edificio.

Se abordó al mismo tiempo un proyecto de decoración de las principales estancias, ejecutado por artistas como Dionisio Lasuén o Félix Lafuente.

Estos trabajos en el interior del edificio se fueron completando en fases sucesivas en los años veinte y treinta.

Entre 1917 y 1920 se decoraron el Salón de Billar y el Salón Comedor, participando un importante grupo de artesanos del momento, entre ellos, La Veneciana, la misma empresa que realizara las vidrieras para la Casa Solans.

Antiguo Casino Mercantil de Zaragoza

En 1921 inauguró la primera sala permanente de exposiciones de Zaragoza. En este edificio tuvo también su sede el “Ateneo de Zaragoza”, desarrollando en él gran parte de sus actividades culturales.

Hay que destacar la actividad cultural que se desarrolló en este centro en la primera mitad de nuestro siglo. En sus salones se reunían artistas, escritores, periodistas y críticos en animadas tertulias.

El 12 de marzo de 1923, Einstein pronunció en el Aula Magna de la Facultad de Medicina y Ciencias (hoy edificio Paraninfo) una conferencia sobre su teoría de la relatividad. Con la sala abarrotada, expuso sus teorías en un acto de gran relieve académico que estuvo presidido por el rector de la Universidad de Zaragoza Ricardo Royo Villanova.

Al terminar la charla la comunidad científica de la capital maña agasajó al ilustre invitado con un banquete en el Casino MercantilAquí Einstein dió un discurso en alemán, en el que mostró su preocupación por la República de Weimar que, tras la derrota alemana en la I Guerra Mundial, se encontraba en una profunda crisis económica y social y en el que expresaba “su confianza de que se llegue a salvar la crisis de Alemania para hacer posible la urgentemente necesaria reconstitución de Europa”.

Antiguo Casino Mercantil de Zaragoza

El Casino Mercantil es la obra más lograda de Francisco Albiñana, en la que plantea una superación del lenguaje modernista, utilizando también elementos novecentistas en lo compositivo y en lo ornamental.

Las reformas, ampliaciones exteriores y decoraciones interiores continuaron entre 1930 a 1934 dirigidas por el arquitecto Francisco Iñiguez Almech, inaugurándose en 1946.

En el siglo XXI fue objeto de rehabilitación integral para uso de la entidad de ahorro Bantierra (antigua Cajalón), propietaria de la misma, proyectadas y dirigidas por José María Valero.

La construcción consta de sótano más cuatro plantas, recorridas por salones decorados en diferentes estilos dentro del historicismo imperante (el Salón Goya, el Rojo, el Pompeyano, etc.).

Antiguo Casino Mercantil de Zaragoza

La fachada está organizada en una planta baja, con columnas pareadas entre grandes ventanales y tres pisos con balcones corridos en la parte central y miradores en los extremos, todo rematado por una terraza con pérgola. A esto se suma una abundante decoración vegetal en forma de guirnaldas de flores, hojas de parra o girasoles entre otros motivos.

Sobre este diseño asimétrico y rígido, de inspiración vienesa, se aplica una exuberante decoración labrada con relieve muy carnoso, de carácter floral.

Antiguo Casino Mercantil de Zaragoza

Del primitivo palacio se conservan tres artesonados, uno situado en la planta principal, en el denominado Salón Rojo; el segundo está situado en el piso principal, en una sala contigua al anterior, y el tercero en el zaguán del edificio. Son obras situables hacia 1530.

Antiugo Casino Mercantil de Zaragoza

Dirección: Coso, 29