En 1997 la Institución Fernando el Católico publicó ‘Goya y su familia en Zaragoza’, libro en el que el arqueólogo e historiador José Luis Ona arrojaba mucha luz sobre sobre la infancia y juventud del artista en la capital aragonesa.

Allí estaban detalladas, por ejemplo, todas las casas que habitó en la ciudad. Desafortunadamente, ni las casas de las que quedan restos, ni aquellas ahora ocupadas por otros edificios están señalizadas.

A partir de la información contenida en aquel libro, hemos elaborado un recorrido que sigue los primeros pasos del pintor.

La ruta incluye 10 hitos. Comienza en la plaza Salamero, donde estaba estaba la casa en la que nacieron los cinco hermanos de Francisco de Goya y en la que él (que llegó al mundo en Fuendetodos porque este edificio estaba en reformas) pasó la mayor parte de su infancia, desde que tenía unas semanas y hasta el año 1757. Fue derribada en 1946 (año en el que se conmemoraba el 200 aniversario del nacimiento del artista).

El recorrido continúa por la plaza de San Pedro Nolasco, 3-4, y Alfonso I, 7-15. Luego sigue por Coso, 132, Heroísmo, 3 ,y plaza de San Miguel, 4, el único edifico que permanece en pie.

Mientras Goya estuvo en Italia, su familia vivió en Heroísmo, 49, y es posible que él también pasara allí algún tiempo.

La ruta prosigue en la esquina de las calles Cadena y Antonio Agustín; Coso, 128, y Alfonso I, 2.

¿Por qué tantas casas? Porque, una vez que la familia Goya pierde la primera, que era de su propiedad, no les queda otra que acudir al mercado del alquiler, y este era muy volátil. Dependían de su capacidad económica en cada momento. Goya pasó muchas penurias yendo de casa en casa. Este tipo de cosas marcaron su carácter y, al final, también su obra.

 

Calle Morería Cerrada 12

Casa de Goya en la Calle Morería Cerrada 12

La casa de la familia Goya estaba en una esquina de lo que en nuestros días es la plaza de Salamero. Aquí pasó la mayor parte de su infancia. Una placa indicaba quiénes fueron los propietarios del edificio, pero ello no evitó que fuera derribado en 1946. En 2000, al instalar cable de fibra óptica, se comprobó que la bodega sigue en pie.

 

Plaza San Pedro Nolasco 3-4

Casa de Goya en la Plaza San Pedro Nolasco 3-4

La familia Goya perdió su casa al no poder pagar las deudas por su reforma. Tras un tiempo en Alagón, a la vuelta a Zaragoza, comenzó el periplo del pintor, de alquiler en alquiler, en un inmueble situado en lo que ahora es la plaza de San Pedro Nolasco.

 

Calle Alfonso I, 7-15

Casa de Goya en Calle Alfonso I, 7-15

A mediados del año 1761, los Goya se reagrupan en lo que era la calle del Tenque (una calle desaparecida que dio origen a la calle Alfonso I), en un dificio de estrechísima fachada (no llegaba a los dos metros y medio). No permanecerán allá mucho tiempo antes de una nueva mudanza.

 

Coso, 132

Casa de Goya en Coso, 132

La familia Goya estuvo entre 1763 y 1766 en una casa situada en el Coso, una de sus estancias más prolongadas en un mismo edificio. Francisco de Goya pudo verla años después después en ruinas. Voló en la explosión de un almacén de pólvora en junio de 1808.

 

Calle Heroísmo, 3

Casa de Goya en Calle Heroísmo, 3

La siguiente vivienda de alquiler, entre 1766 y 1768, muy próxima a la anterior, también resultaría afectada luego durante la Guerra de la Independencia. Los Goya no ocuparon totalmente el edificio, que compartieron con otra familia.

 

Plaza San Miguel 4

La casa en la que Goya vivió al menos durante los años 1768 y 1769 está sitada en el número 4 de la Plaza de San Miguel

En Plaza San Miguel 4 está la única de las casas zaragozanas del pintor documentadas que sigue en pie. una placa lo anuncia. Vivió en ella cerca de un año y marchó a Italia. Su familia se quedó otros dos. Donde hoy hay un asador de pollos, estaría el taller de dorador del padre.

 

Calle Heroísmo, 49

Casa de Goya en Calle Heroísmo, 49

Francisco de Goya estaba todavía en Italia y su familia debió emprender una nueva mudanza, hasta la actual calle Heroísmo. Es probable que a la vuelta de sus años de formación, el artista viviera allá un tiempo, aunque no está documentado.

 

Esquina de las calles Cadena y Antonio Agustín

Casa de Goya en la esquina de las calles Cadena y Antonio Agustín

Francisco de Goya vivió aquí entre 1772 y 1773, incluido el tiempo en el que trabajó en la pintura del coreto de la basílica del Pilar. En los años 80 del siglo XX, derribado el edificio, se realizaron excavaciones arqueológicas en el solar.

 

Coso, 128

Casa de Goya en Coso, 128

Mientras fue vecino de Zaragoza, la última casa en la que habitó, en 1774, estaba de nuevo en el Coso. De allí salió hacia Madrid con su mujer y su hijo, que había nacido en ella. Se conserva la bodega, que son los Baños Judíos, aún pendientes de su apertura a las visitas.

 

Calle Alfonso I, 2

Casa de Goya en Calle Alfonso I, 2

Francisco de Goya volvió desde la Corte a Zaragoza en 1780 para pintar la cúpula ‘Regina Martyrum’ en la basílica del Pilar. Encuentra acomodo en lo que hoy es el número 2 de la calle Alfonso I, a solo un portal de la residencia de su amigo Martín Zapater (que vivía más o menos en lo que hoy es el edificio del FNAC).