Las ensaladas verdes más básicas están bien para salir de un apuro, pero hace mucho tiempo que estas recetas verdes han dejado de ser aburridas.

En estos restaurantes demuestran que también pueden ser exóticas, saludables y muy creativas.

Opciones que van más allá de la lechuga y del jitomate. Te presentamos los mejores lugares de Zaragoza para disfrutar una ensalada.

¡Comer verde es divertido!

 

Taberna Dar La Lata

Taberna Dar La Lata Zaragoza

Lo dicen todas las guías del mundo y sentimos repetirnos pero Darlalata (ganador del XXIII Concurso de Tapas de Zaragoza con ‘Bonito estacional’) es, bueno, para que te salten las lágrimas.

Quien escribe, con el paso de los años ha desarrollado un sentido arácnido, que se dispara cuando ve venir según qué eslóganes. “Tapas creativas” es uno de ellos. Seamos justos: este es un término que el Darlalata no utiliza en ningún momento.

Después que abrieron sus puertas en 2014, con poco ruido y mucho trabajo (y un inexplicable silencio por parte de los medios de comunicación) este restaurante de tapas ha consolidado una mayoría silenciosa de clientes que aman las sorpresas.

Entre las ensaladas encontramos maravillas como la Darlalata (una deliciosa ensalada de la huerta y del mar con tomate rosa, queso burrata fresco, bonito, aceite de oliva, hojas de albahaca fresca, pimiento y boquerones).

Dirección: Calle Doctor Casas, 9

 

Baobab

ensalada restaurante baobab

La ensalada de escarola, espinacas, col lombarda, rabanitos, tomate cherry, calabaza asada, pistacho picado, tempeh crujiente y vinagreta de naranja es un clásico de un local que apuesta por la creatividad, el ‘slow food’, el km 0, el comercio justo y el respeto al medio ambiente.

Situado al lado de la Universidad en Zaragoza, el Baobab es un buen restaurante vegetariano en el que no echarás en falta la carne. Suele estar bastante lleno, sobre todo al mediodía, por lo que recomendamos reservar con suficiente antelación.

El local dispone de unas cómodas sillas para unas mesas bien distribuidas, a una distancia prudencial para que los comensales no se molesten, una buena iluminación y un excelente servicio.

El restaurante ofrece una cocina imaginativa que toma los productos de Aragón como referencia para sus interpretaciones. La carta es sensata, muy adecuada, no extensa pero completa, con abundante mercado y sin excentricidades vanguardistas.

Dirección: Calle Arzobispo Apaolaza, 10

 

La Lobera de Martin ensalada en la lobera de martin

Desde su ubicación en la Plaza de España, en un local de la planta calle de Centro Comercial Puerta Cinegia, la Lobera de Martin ofrece los productos que le conviertieron en uno de los restaurantes más solicitados de Zaragoza: magníficos chuletones y solomillos de buey, perdiz escabechada, bonito del norte con piquillos, tortilla de patatas, estupendos ajetes tiernos y trigueros a la plancha.

En la carta de este restaurante de espíritu heterodoxo encontramos varias ensaladas, desde la clásica César hasta otras de marcado carácter, como la de rulo de cabra con torreznos.

Que las ensaladas tengan protagonismo no quiere decir que en la Lobera de Martin no podamos ejercer de ‘bons vivants’ y acompañar, por ejemplo, nuestra ensalada con unas ostras o un bogavante.

La Lobera de Martin dispone de una barra donde se expone el género de temporada y de un amplio comedor principal con una capacidad de 50 comensales.

Dirección: Coso, 35 (Centro Comercial Puerta Cinegia)

 

Taberna El Sardi

ensalada en la taberna el sardi

El Sardinero es una de las zonas más populares de Santander. También el nombre de un restaurante que se encuentra en la zaragozana calle Dato, y que sirve buena cocina cántabra desde 2015.

De ella, precisamente, se ha traído platos imprescindibles como sus salmueras de Santoña o sus rabas encebolladas. También, calamares encebollados, salpicón de marisco con salsa de mango, carpaccio de bacalao con salmorejo, pollo con langostinos en salsa de almendras, boquerones en escabeche, buenas recetas de bonito o un delicioso timbal de rabo de toro. Si eres de los que se vuelven locos con la tarta de queso, no puedes dejar de pedirla como postre, ya que es una de las mejores de Zaragoza. Tanto que recomendamos que solicites que te reserven la ración al tomar la comanda, pues puede que no quede después.

Más allá de la carta de sala, El Sardi ofrece un espacio de barra con una propuesta más informal, donde sobresale una selección de pinchos muy bien elaborados. Unas cañas o unos vinos para acompañar una carta de raciones y medias para un picoteo de altura. Te recomendamos, especialmente, la tosta de anchoa con cabrales y salsa agridulce, el atún rojo a la plancha y el pastel de puerros y gambas.

La sección de ensaladas nos depara maravillas con tomate rosa de Barbastro, queso de burrata italiano, birutas de jamón de bellota y aceite virgen extra.

Dirección: Calle de Eduardo Dato, 23

 

Nola Gras

Restaurante Nola Gras en Zaragoza

Suenan ritmos de Luisiana en Zaragoza, la poderosa trompeta de Louis Amstrong, la improvisación del jazz… Bien, nos hemos topado de lleno con Nola Gras, el único restaurante de la ciudad que explora la gastronomía de Nueva Orleans.

Allá por 2018, cuando en la capital del Mississippi se celebraba su conocido carnaval, Mardi Gras, abría sus puertas en la calle Francisco Vitoria este restaurante en armonía con los sabores sureños.

La cocina de Nola Gras es sencilla, sensata y sin estridencias. Cada tapa o ración es una sorpresa.

Ya sea el solomillo italiano (que se come como una tarta pero es un tomate, en estos momentos, de Híjar), la panceta a baja temperatura, la dorada frita (que se limpia y emplata delante del cliente) o el clásico ‘pulled pork’ (carne de cerdo a baja temperatura, salsa BBQ, espinaca, tomate y col lombarda).

Dirección: Calle Francisco de Victoria, 28

 

Café Laurel 

ensalada en el café laurel

El Café Laurel es un clásico vivo de los bocadillos en nuestra ciudad.

Está situado en la Calle de San Diego (entre la Calle Cádiz y el Paseo Independencia), su original decoracion y buen ambiente, lo convierten en un buen lugar para tomar un café o probar uno de sus bocadillos, tostadas o ensaladas.

Abrió sus puertas hace más de 20 años apostando por la alta cocina sin etiquetas, gastronomía de investigación en formatos populares y a precios asequibles para todos los públicos.

Dirección: Calle de San Diego, 5

 

Clandestina Café

La Clandestina Café

En Clandestina Café tienen otro de los sofás más buscados de Zaragoza. Todo el mundo quiere sentarse en su chester, pero no es fácil conseguirlo. Lo bueno es que el resto de mesas de este local son igual de especiales, porque es de esos sitios que tienen un espíritu singular.

Un establecimiento al estilo de las ciudades más cosmopolitas y verdaderamente ‘trendy’. Luz natural, decoración cuidada, buena música, servicio muy atento y simpático, y una carta especilizada en almuerzos, capaz de levantar la noche más apasionada de vuestra vida: orange power (zumo de naranja, zanahoria, lima y hierbabuena), cócteles de verdura, huevos clandestina (patatas confitadas con jamón y huevo poché), tostada con “pan de verdad”, tomate de huerta y aceite arbequina de Molino de Olivas de Bolea, carrot cake o ensalada de tomate y queso Burrata. Tú eliges.

Ellos fueron unos de los pioneros del brunch en Zaragoza y han mantenido el nivel.

Dirección: Calle San Andrés, 9, esquina Calle San Jorge

 

La Bodega del General

La Bodega del General no es un bar cualquiera, es una trinchera, uno de los pocos refugios que resisten en los intestinos de La Romareda – la tranquila calle Catania- que mantiene vivo el espíritu cada vez más diluido del barrio.

Sin embargo, el calor de verdad, para nosotros, se encuentra definitivamente en la barra. El lugar donde se cuece la magia del local. La plataforma donde se deslizan las mejores cañas de la zona. Una buena selección de vino se muestra escrita en tiza en la pared, alguno incluso sale de sus antiguas barricas.

Este bar con aire de tasca de pueblo, que se mantiene prácticamente intacta desde su apertura, es famoso por sus patatas asadas (regadas con un aceite con ajo, perejil, vinagre y sal). También tienen jamones, embutidos y curados. Todas las raciones calientes se elaboran a la plancha, como el surtido de ‘morloncho’ (morcilla, longaniza y chorizo). También los espárragos trigueros, los pinchos morunos y las navajas se preparan así.

En su carta también podemos encontrar una increíble ensalada de puntas de espárragos, tomate, bonito, pimiento y olivas.

Dirección: Calle Catania, 5 (junto al Parque Grande y Paseo Fernando el Católico)

 

¿Crees que falta algún sitio? Dínoslo en los comentarios de abajo.