Zaragoza está llena de sitios donde, además de trabajar, os sentiréis como en casa: cafés, tiendas, bibliotecas y otros espacios. No querréis volver al despacho.

 

Marianela

Marianela Zaragoza

Decorado con muebles de los años 30, 40 y 50, hasta el papel pintado de sus paredes desprende un acogedor aire retro. Todo en el Marianela resulta familiar y encantador.

Aquí se puede venir a desayunar, a comer algo, probar sus tartas e incluso tomar un cóctel (no os perdáis su riquísimo vodka-tonic con frutos rojos). Zumos, batidos, granizados, tés, cafés…

Sea lo que sea lo que te apetezca tomar, en el Marianela lo encontrarás seguro.

Dirección: Accesos por Calle Manifestación 23 y por Calle Prudencio 22

 

Mercado de Ric

Mercado de Ric de Zaragoza

En el Mercado de Ric podrás comprar productos de alimentación propios de los puestos de un mercado, (panadería, frutería, charcutería, encurtidos y salazones, vermutería y ultramarinos) y degustarlos en el momento disfrutando de un agradable ambiente.

Este espacio multidisciplinar nos ofrece el trato cercano y profesional del típico tendero de barrio dentro de un entorno que cuenta con los gustos, actividades y tendencias del momento.

Su oferta comercial se centra en los productos de ultramarinos, vinos y vermutería, pero también ofrece a sus clientes venta autoservicio.

Hay que tener mucha fuerza de voluntad para entrar en en el Mercado de Ric y salir con las manos vacías.

Dirección: Pedro María Ric 25

 

Café Botánico

Café Botánico, un rincón dónde perderse en Zaragoza

Uno de los  cafés más concurridos (e ‘instagramizados’) de la ciudad. El Café Botánico es uno de nuestros rincones favoritos en Zaragoza, un lugar especial con una atmósfera que te traslada a París, Londres o Nueva York. Un multiespacio cuya planta calle, mitad cafetería, mitad floristería, ofrece deliciosas tartas, minibocadillos y bizcochos caseros rodeado de plantas aromáticas y la planta inferior magníficas exposiciones de la mano de la galería Pilar Ginés.

Situado muy cerca del Pilar , en el Pasaje de la Industria y del Comercio, más conocido como Pasaje del Ciclón, el Café Botánico es una propuesta original, desenfadada y atractiva de Manu Azcona, que la imaginaban como «una floristería en la que se pueda tomar un café, como si fuera el saloncito de tu casa».

Dirección: Calle Santiago 5, Pasaje del Ciclón

 

Café Nolasco

Café Nolasco

Situado en la plaza del mismo nombre, haciendo esquina con la calle San Jorge, el Café Nolasco es uno de los nuevos establecimientos más apetecibles de la ciudad.

El local es amplio y con una decoración moderna y acogedora, con un marcado toque vintage. Merecen una mención especial los preciosos cuadros de ilustradores locales que embellecen cada rincón del espacio.

Su gran barra está llena de sugerentes bizcochos, quiches, tartas caseras y productos delicatessen como patatas fritas o galletas británicas. Abierto hasta las 2:30h de la mañana, el Café Nolasco es una buena opción para desayunar, almorzar o tomar una copa tranquila.

Dirección: Calle San Jorge 18, esquina con San Pedro Nolasco

 

Hamburguesería Heroísmo

Hamburgueseria heroismo zaragoza

La Hamburguesería Heroismo está situada en el número 22 de la calle del mismo nombre, en un establecimiento centenario con una decoración única entre urbana y vintage y con mucho encanto.

Soraya Ejea y su hermano decidieron renovar la apuesta gastronómica del Bar Heroísmo, un establecimiento que servía las raciones, menús y picoteo de toda la vida, ofreciendo hamburguesas creativas y de calidad, a buen precio y conservado toda la esencia del local.

Desde hace más de 15 años, sus padres regentaban el Heroísmo y fué sólo hace dos años cuando decidieron que querian darle un giro a su propuesta. “Como el local es muy grande, dedicamos un área a las hamburguesas, para probar, y tras la buena acogida que tuvieron, ampliamos el espacio”, explica Soraya.

Dirección: Calle Heroísmo 22

 

La Clandestina Café

La Clandestina Café

Este café, de espíritu vintage y un aire al más puro “slow” (movimiento similar al slow food gastronómico), atrae a mucha gente joven para charlar a media tarde o para tomarse la primera copa alrededor de una mesa sin agobios. Se nota el amor y el mimo que sus dueños han puesto en este proyecto con tanta personalidad.

Orange Power (zumo de naranja, zanahoria, lima y hierbabuena), cócteles de verdura, huevos clandestina (patatas confitadas con jamón y huevo poché), tostada con “pan de verdad”, tomate de huerta y aceite arbequina de Molino de Olivas de Bolea o carrot cake. Tú eliges.

Direrección: Calle San Andrés, 9, esquina Calle San Jorge

 

Dídola

didola cafe libreria calle don jaime zaragoza

El Dídola es un local tranquilo para leer un libro o para beberte un batido, un frappé o su auténtica “limorada” mientras revisas Facebook o para hojear sin vergüenza el último número de tu revista favorita de interiorismo. Porque aquí, estáte tranquilo, nadie se pondrá las manos a la cabeza.

La atmósfera es relajada, y el público, moderno, joven y calmado. No es extraño, el Dídola es un centro de desintoxicación infalible cuando habéis tenido sobredosis de oficina: un zumo natural, limonada de la casa o una infusión, si estáis blandos; un pastel casero o uno de sus magníficos sandwiches, si el hambre aprieta.

En la planta baja encontraréis calma total, música suave, servicio permisivo, wifi de calidad y otros ítems fundamentales para trabajar a gusto.

Si la idea es ya tentadora, la posibilidad de disfrutarla en su tranquila terraza la lleva a otra dimensión.

Dirección: Calle Don Jaime I, 28

 

Doña Hipólita

Doña Hipólita

El nuevo templo de los hipsters zaragozanos está situado en la antigua tienda de telas “Paños Sesma”, toda una institución en la ciudad de los años 20 y 30. Doña Hipólita es un bar, cafetería, restaurante y hasta lugar de trabajo, es habitual encontrarse con portátiles abiertos y caras de concentración junto a humeantes tazas de café y animadas conversaciones.

Es un espacio con personalidad, donde la pasión por los objetos vintage y la apuesta por el arte urbano se nota en el ambiente. Eso sí, su fama le precede, y suele estar lleno, sobre todo los fines de semana.

Dirección: Plaza San Felipe esquina con Gil Berges

 

¿Crees que falta algún sitio? Dínoslo en los comentarios de abajo.