‘Tarta’ y ‘queso’, dos palabras que, si bien por separado ya nos hacen salivar, cuando se juntan en forma de postre suculento, el orgasmo está garantizado.

Más allá del típico ‘brownie’ con helado de vainilla o el aburrido sorbete de limón, una carta de postres que se precie siempre incluirá la opción golosa por excelencia: el cheesecake o tarta de queso, una mezcla tan sencilla como deliciosa que los americanos tuvieron el detalle de compartir con nosotros.

A día de hoy, en Zaragoza ya son muchos los lugares que han aprendido y mejorado la receta tradicional hasta dar con creaciones absolutamente exquisitas y, por supuesto, descartadas de cualquier dieta operación bikini.

Amantes de la tarta de queso, esta es vuestra ruta de perdición. Ahí van algunos de los mejores locales de Zaragoza donde galleta, queso y coberturas de todo tipo os harán sentir el cielo en vuestro paladar.

 

Restaurante Nola Gras

tarta de queso en el restaurante nola gras

Suenan ritmos de Luisiana en Zaragoza, la poderosa trompeta de Louis Amstrong, la improvisación del jazz… Bien, nos hemos topado de lleno con Nola Gras, el único restaurante de la ciudad que explora la gastronomía de Nueva Orleans. Su cocina es sencilla, sensata y sin estridencias. Cada tapa o ración es una sorpresa.

Ya sea el solomillo italiano (que se come como una tarta pero es un tomate, en estos momentos, de Híjar), la panceta a baja temperatura, la dorada frita (que se limpia y emplata delante del cliente) o el clásico ‘pulled pork’ (carne de cerdo a baja temperatura, salsa BBQ, espinaca, tomate y col lombarda).

Pero el plato que los ha traído a esta lista es su tarta de queso. Considerada como la mejor tarta de queso de la ciudad por muchos (y exigentes) paladares, es recomendable pedirla con la comanda de los platos principales ya que está tan solicitada que puede que os quedéis con las ganas de probarla.

Es perfecta para los amantes de las tartas súper cremosas, casi líquidas, y la mezcla de quesos propuesta por el chef Alejandro Viñal os llevará al cielo gastronómico con la primera cucharada.

Dirección: Calle Francisco de Victoria, 28

 

Garbo Gentlebartarta de queso en el garbo

La meca del brunch de cualquier ‘hípster’ zaragonano que se precie no sólo ofrece unos huevos benedict de rechupete.

Lo cierto es que también son bastante buenos con la repostería y hay que decir, mal que me pese, que con el ‘cheesecake’ también la clavan.

Si tienen tanto éxito es básicamente porque se lo curran y no te la dan con queso.

Dirección: Plaza los Sitios, 18

 

Sophia Bistro

Tarta de queso Idiazábal en el Sphia Bistro

Hay lugares que de una manera u otra acaban apareciendo cuando se recomienda un buen sitio al que ir, ya sea en un artículo como este o en una conversación entre amigos.

El Sophia Bistro es un buen ejemplo. La experiencia básicamente podría resumirse en la posibilidad de probar un buen vino, champán o cava sin necesidad de ir a un gran restaurante.

Sophia Bistro abarca todos los momentos gastronómicos del día: el desayuno y el brunch, el aperitivo, la comida, el tardeo, la cena y la copa de la noche.

A cargo de la cocina está el chef Sergi Morlans, formado con Martín Berasategui.

Sophia Bistro ofrece una tarta de queso Idiazábal. El resultado es un cremoso postre que se acompaña de helado ahumado del mismo queso.

Dirección: Calle Pedro María Ric, 25

 

Toque de Canelatartas de manzana y fruta en toque de canela

Poco espacio para mucho dulce. Un espacio coqueto junto al mercado de San Vicente de Paúl con una oferta de pastelería artesana digna de cualquier fiesta de cumpleaños de dibujos animados.

Esas en las que los pasteles de colores ocupan toda la mesa, con un aspecto esponjoso y brillante. Aun así, la tarta de queso no pasa desapercibida. El toque ‘homemade’ se nota en cada mordisco.

Toque de Canela cuenta con un obrador propio donde elaboran de forma artesanal cada día desde cupcackes para todos los gustos hasta tartas y bollería.

Su estilo vintage, tanto en la decoración del espacio como en los envases de los postres, convierten este rincón en un lugar perfecto para tomar un trozo de pastel con una taza de café a cualquier hora.

Dirección: Calle San Vicente de Paúl, 7

 

Nola Smoke

porciones de tarta de queso en el Nola Smoke

Si quieres disfrutar de cocina de autor pero no te quieres mover de casa, te recomendamos Nola Smoke, un nuevo espacio gastronómico del equipo de Nola Gras dedicado al delivery y take away en Zaragoza.

Con el nombre de Nola Smoke, el chef Álex Viñal ofrece un nuevo concepto de street food de autor. Un espacio con cocina 100% Kamado que ofrece un viaje a través de los sentidos, donde el sabor ahumado de la carne es la protagonista.

Entre sus platos desfilan ensaladas, empanadas, perritos o su plato estrella, las hamburguesas, platos reinterpretados con materia prima de calidad y cocinados con esta característica brasa japonesa que ahúma la carne y le da un toque único y francamente delicioso.

Pero el plato que los ha traído a esta lista es su tarta de queso. Bonita como un sol de verano, cremosa, potente y con el equilibrio perfecto entre acidez y dulzor.

Puedes pedirla a través de la web de Nola Smoke y pasarla a recoger por su local situado en Calle Madre Vedruna 22 (pensado únicamente para recogida) y Uber Eats.

 

Crudo

tarta de queso azul con miel.

La propuesta de la taberna gastronómica Crudo está basada en la calidad del producto para comer crudo, marinado y healthy.

A través de innovadoras maceraciones, marinadas, escabechados y otras técnicas, el chef Miguel Sánchez (junto a Rubén Mons) elabora una cocina fresca y de mercado, basada en materiales puros y de calidad y al servicio del sabor. Producto máximo tocado de la mejor manera posible.

Los postres son caseros y se adaptan a la temporada y a lo que ofrece el mercado, pero esta joya no falla.

Su tarta de queso es perfecta para los amantes de las tartas súper cremosas, y la mezcla de quesos propuesta por el chef y sus reposteros os llevará al cielo gastronómico con la primera cucharada.

Sus fabulosos ‘cheesecakes’ son piezas de pastelería sutiles y artesanas que rehuyen el hacinamiento de queso crema y azúcar, y tienen un sabor preciso y suave, que no ‘quesea’ en exceso

Dirección: Calle Doctor Cerrada, 40

 

La Quebradora Princesa La Quebradora ValdesparteraTarta de Queso con Tamarindo en Restaurante Taquería La Quebradora

La Quebradora es un restaurante informal y acogedor, decorado con objetos y fotografías relacionadas con la Lucha Libre. Un espacio mexicano moderno, ideal para tener una cena agradable en buena compañía.

En la carta conviven clásicos de la ortodoxia azteca, como las enchiladas, los tacos, las quesadillas, las fajitas o los burritos, con éxitos propios de la casa, como los nachos con guacamole o el molcajete de choriqueso (salsa de queso fundido y nata con chorizo, servido en piedra volcánica).

Su objetivo es recuperar los sabores tradicionales de la gastronomía mexicana, una de las cocinas más ricas y atractivas del nuevo mundo, y hacerlos llegar al público zaragozano.

Hay respeto por la tradición y la calidad de la materia prima. Es puro disfrute.

Direcciones:

La Quebradora Princesa, Calle Princesa, 3

La Quebradora Valdespartera, Calle Ciudadano Kane, 27

 

Mostazatarta de queso en el mostaza

El restaurante Mostaza tiene un hueco especial en su carta para los postres. Son todos caseros y se enorgullecen de ello.

Hay quien califica de «infalible» su tarta de queso, que en su caso viene acompañada de un de un delicioso coulis de frutas del bosque.

Dirección: Calle de Eduardo Dato, 8

 

Café Botánico

Café Botánico, un rincón dónde perderse en Zaragoza

El Botánico es un multiespacio cuya planta calle, mitad cafetería, mitad floristería, ofrece deliciosas tartas caseras (imprescindibles la de zanahora y chocolate y la de queso), minibocadillos, quiches y bizcochos caseros rodeado de plantas aromáticas. En su piso inferior también organizan magníficas exposiciones de la mano de la galería Pilar Ginés, presentaciones de libros y actuaciones en directo.

En cuanto a la decoración apostaron por colores vivos combinados con madera y muchas, pero que muchas, láminas para decorar la pared. Son el claro ejemplo de que hacer las cosas con cariño, tiene su recompensa.

Las paredes son blanco impoluto, los techos son altísimos y alguien se ha dedicado a pintar los tubos de refrigeración de colores. Una pizarra garabateada ofrece cócteles y limonada casera. No falta un jarrón enorme de flores frescas.

Dirección: Calle Santiago, 5 (Pasaje Ciclón)

 

Basho Café

Tarta de queso en el Basho cafe de calle Sanclemente

El Basho Café es un restaurante de reciente apertura, situado en la céntrica calle Sanclemente, cerca de la plaza de Los Sitios, con la intención de convertirse en un referente gastronómico de Zaragoza.

La hora de la comida la resuelven en Basho con una fórmula de plato del día (7.50 euros) que encaja muy bien entre la cada vez más abundante clientela que busca rapidez, servicio y precio. Se ofrecen. Se ofrecen tres platos que cambian cada día, entre los que siempre hay una ensalada.

La carta es sensata, muy adecuada, no extensa pero completa, con abundante mercado y sin excentricidades vanguardistas.

Queremos destacar los platos para compartir, bien presentados, con una buena cantidad y en su punto.

Con los postres, Basho Café no rebaja sus aspiraciones. Para nuestro gusto, su cheesecake se lleva la medalla de oro.

Dirección: Calle de Sanclemente, 20, cerca de la Plaza de Los Sitios

 

¿Crees que falta algún sitio? Dínoslo en los comentarios de abajo.