A medio camino entre el almuerzo y la comida, muchos bares y restaurantes de Zaragoza se han apuntado a la moda del ‘brunch’.

La comida de las mil combinaciones se ha refinado y se experimenta incluso en la alta cocina. Un buen ‘chute’ de energía a base de huevos revueltos o pan tostado con panceta cada día gana más adeptos, por eso os lo queremos poner fácil y os hemos elegido los mejores.

Los más tradicionales dirán que es lo mismo que un almuerzo de cuchillo y tenedor como los de toda la vida y, en parte, acertarán. El ‘brunch’ no excluye y combina perfectamente con los más cafeteros que persiguen las mejores cafeterías de Zaragoza.

Hacednos caso, el ‘brunch’ ha llegado para quedarse. Bon appétit!

 

Garbo Gentlebar

fruta fresca con yogur y granola en el garbo gentlebar

En nuestra búsqueda constante de sitios bonitos para tomar el ‘brunch’, descubrimos recientemente el Garbo. Este inmaculado gentlebar es punto de reunión del profesional liberal, modernillo y ‘hipster’ de buen desayuno.

Bajo una apariencia de total descontextualización culinaria, hacen cocina de la buena. Tienen una carta de ‘brunch’ excelente.

Su brunch (todos los sábados y domingos de 11 a 16 horas) incluye platos típicos de esta comida como tortitas de nata montada y sirope de arce, huevos Benedict, bagel de salmón con crema de queso y huevos revueltos, pappardelle con pesto, tostada de aguacate en pan integral con semillas de chía o un bowl de frutas con copos de avena, yogur griego y chocolate. También tienen varias opciones vegetarianas.

Para elaborar su carta especial, Garbo ha contado con la colaboración del chef madrileño Nino Redruello, quien se ha inspirado en el recetario típico de la Inglaterra de 1890. Redruello, cuarta generación de cocineros y propietario del Grupo La Ancha (Fismuler, La Gabinoteca, Tatel, La Ancha…), ha sabido trasladar a los platos elegidos su apuesta por una cocina tradicional y elegante.

Lugar: Plaza los Sitios, 18

 

Le Petit Coin

Le Petit Coin Cafe Zaragoza

Le Petit Coin es el sueño de Susana y Petit hecho realidad. Entre sus paredes aúna un pequeño café, una sala de exposiciones y libros por doquier.

El local es amplio y con una decoración moderna y acogedora, con un marcado toque vintage. Merecen una mención especial los preciosos cuadros de ilustradores locales que embellecen cada rincón del espacio. Su estética, en la que destacan los colores pastel y la madera, produce una sensación de paz absoluta.

Le Petit Coin es una buena opción para desayunar, almorzar, cenar o tomar una copa tranquila. Su gran barra está llena de sugerentes bizcochos, tartas caseras, tapas y platos para compartir. El apetecible brunch (viernes, sábados y domingos de 12 a 15 h) incluye un café o té, un potente zumo, tostadas de «pan de verdad», yogur 100% natural y tablita de quesos con mermelada, entre otras cosas.

Lugar: Paseo Ruiseñores, 13

Le Cocó Café

propuestas saludables de Le Cocó Café

En la Plaza los Sitios se encuentra Le Cocó Café, una cafetería que es, también, un edén: aquí las flores, el rosa y el preciosismo mandan.

En un corto periodo de tiempo han conseguido posicionarse como una de las cafeterías más bonitas de la capital aragonesa tanto en la vida real como entre los pasillos de Instagram (sus más de 8.000 seguidores en la red social por excelencia son la clara prueba de ello).

Eso sí, además de para hacerse muchas fotos para subir a redes, Le Cocó Café es una cafetería para ir a tomar desayunos, almuerzos y meriendas.

Entre sus propuestas, tartas y bizcochos, bollería recién horneada, además de zumos Detox y las tostadas más saludables para los que quieren cuidarse.

DirecciónPlaza los Sitios, 1

 

La Clandestina Café

La Clandestina Café

Un establecimiento al estilo de las ciudades más cosmopolitas y verdaderamente ‘trendy’. Luz natural, decoración cuidada, buena música, servicio muy atento y simpático, y una carta especilizada en almuerzos, capaz de levantar la noche más apasionada de vuestra vida: orange Power (zumo de naranja, zanahoria, lima y hierbabuena), cócteles de verdura, huevos clandestina (patatas confitadas con jamón y huevo poché), tostada con “pan de verdad”, tomate de huerta y aceite arbequina de Molino de Olivas de Bolea o carrot cake. Tú eliges.

Ellos fueron unos de los pioneros del brunch en Zaragoza y han mantenido el nivel.

Todo hecho desde cero, con oficio y producto de primera. Y un menú de mediodía excelente.

Lugar: Calle San Andrés, 9, esquina Calle San Jorge

 

Mi Habitación Favoritabrunch en mi habitacion favorita zaragoza

Mi Habitación Favorita es una agradable y céntrica cafetería con decoración vintage donde podrás disfrutar de una deliciosa selección de tartas y bizcochos caseros.

Un lugar agradable y con encanto donde puedes leer, charlar o navegar, mientras te tomas un té o un café de calidad con un buen pastel, una limonada rosa especialidad de la casa, un gin tonic o una tortilla de patata o ibérico.

Utilizan como base la repostería americana, la cual combinan con sabores tradicionales franceses como el chocolate, la fresa o la vainilla.

Su brunch (bajo reserva de lunes a viernes de 11 a 14 horas y los sábados, domingos y festivos de 12.30 a 14h) incluye zumo de naranja natural (en temporada), zumos Granini, café especial o té orgánico, copa de cava, vino o refresco, granola con yogur y fruta, huevos fritos o en tortilla con beicon, tostada con tomate y aceite de oliva virgen extra y brownie casero con helado de vainillla.

También tienen varias opciones sin gluten y vegetarianas.

Lugar: Calle Espoz y Mina, 33, planta baja del Hotel Sauce

 

La Cocina de KeylaTostada con aguacate, queso y huevo poche en la Cocina de Keyla

La Cocina de Keyla es un establecimiento al estilo de las ciudades más cosmopolitas y verdaderamente ‘trendy’. Luz natural, decoración cuidada, buena música, servicio muy atento y simpático, y una excelente carta especilizada en desayunos, almuerzos o meriendas.

Su estética, en la que destacan los colores verdes pastel y la madera, produce una sensación de paz absoluta y sus platos de brunch de todo el mundo te harán viajar con cada bocado. Cualquiera de sus rincones o platos es perfecto para tenerlo de recuerdo en Instagram.

Podéis optar por unas tostadas con aguacate, queso, huevo poche o con las tres cosas (el apartado huevos quita el sentido, ecológicos buenísimos) o por un bol de acai o açai (fruta morada muy típica en Brasil) o de granola con yogur de la casa y fruta ecológica, así como tartas, bizcochos diversos, batidos ricos en proteínas y zumos detox.

Todo hecho desde cero, con oficio, producto de primera y sensibilidad ecológica.

Lugar: Calle García Arista, 19 (en el barrio del Arrabal, muy cerca del puente de Piedra)

 

Nati Natillas

Nati Natillas Valdespartera

Nati Natillas Valdespartera

Nati Natilla aspira a ser alternativa prácticamente todo el día: desde el desayuno, el vermú y la sobremesa o las copas, con una carta de seis originales cócteles.

El brunch se sirve los fines de semana hasta la 13.00 h (se puede reservar). Está compuesto por una bebida caliente (café o infusión), una bebida fría (smoothies o aperol), postre a base de frutas naturales como el mango y la pulpa de la frambuesa que van acompañadas de yogur.

Nati Natillas presenta su brunch en una cesta de dos pisos. La parte de arriba es la parte dulce donde ofrecen tostadas y cruasanes de mantequilla con ‘nutella’ o mermelada. La parte de abajo es la parte salada donde ofrecen el salmón con aguacate o el huevo revuelto con bacón.

En la carta también hay tostadas y sandwiches.

Todo el que se asoma, vuelve. Vosotros también. Palabra.

Dirección: Calle Luces de la Ciudad, 21

 

Elio & Coco Speciality Coffee

Elio and Coco Speciality Coffee cafeteria de especialidad en Zaragoza

Elio and Coco Speciality Coffee cafeteria de especialidad en Zaragoza

Elio & Coco Speciality Coffee es una de las cafeterías de especialidad de referencia en Zaragoza.

El problema de quedarse en el Elio & Coco es que los golosos tendrán problemas a la hora de resistirse a todos los pasteles caseros que les llaman desde la barra.

Hay que probar la french toast, o lo que es lo mismo, un suculento brioche empapado en chocolate blanco, naranja y lima, con fruta asada y nata aromatizada. La cheese cake japonesa no se queda atrás como delicado bocado, a medio camino entre una tarta y un flan.

Del repertorio salado son imprescindibles la tostada de aguacate, tomate, tahini, anarcardos y huevo poché, el bikini (sándwich mixto) de pastrami con queso de oveja, naranja y salsa tártara o los huevos Benedicte, con salmón ahumado.

De la combinación de unos y otros argumentos nace el brunch, otra opción altamente recomendable.

Dirección: Calle San Lorenzo, 5

 

Jalos Sanclemente y Jalos Romareda

Las ‘Mañanas gringas’ de Jalos proponen un brunch alternativo con sabor a México

Uno de esos sitios perfectos para tomar un buen brunch en Zaragoza es Jalos. Su brunch (que han denominado ‘Mañanas Gringas’) es una excitante experiencia con sabor a México.

Una propuesta diferente de esta mezcla de desayuno y comida con una carta totalmente renovada que respira el espíritu de Jalos por los cuatro costados. ‘Llevamos trabajando más de tres meses en una carta totalmente innovadora y, a la vez, muy fiel al estilo Jalos que tanto nos caracteriza. Ha sido todo un reto adaptar nuestra filosofía de marca a una oferta de brunch, pero el resultado es una explosión de sabores y culturas que va a sorprender a todos’, anota Jorge Blecua, fundador de la marca Cebrián&Co y Jalos junto a su hermano Javier.

Podéis optar por unos huevos rancheros (dos huevos al horno con aguacate, bacon, queso latino, crema fresca y tortitas de maíz para untar), un brioche toast frito con leche, huevo, azúcar y canela con almenaras laminadas con la opción de nata o mermelada), la tostada Jalos (con hummus, aguacate, cherrys confitados y copos de chile) o el cruasán Elvis (con plátano frito, crema de cacahuete, bacon crujiente y toffee).

‘Mañanas Gringas’ se puede disfrutar todos los días de la semana, de las 9h a las 12,30h.

Direcciones:

Jalos Sanclemente, Calle Sanclemente 7 (haciendo esquina con la Calle Moneva, muy cerca del Paseo Independencia)

Jalos Romareda, Centro Comercial Los Porches del Audiorama

 

Doña Hipólita

tostada, bagel y cookie en doña hipolita

Doña Hipólita es uno de esos locales perfectos para resguardarse del frío y las lluvias del invierno y tomar un café o té en sus sillones de estética ‘vintage’. Su carta está centrada en los sándwiches (con una amplia variedad de panes e ingredientes) y en las tartas (como las clásicas «Carrot Cake» o «Red Velvet»), que elaboran en su obrador de la Calle Arzobispo Morcillo.

Es un local tranquilo, ideal para leer un libro o para beberte un batido natural mientras revisas Facebook o para hojear sin vergüenza el último número de tu revista favorita de interiorismo. Prueba el batido de Oreo, con un sabor conseguidísimo a la galleta original pero algo así como un millón de veces más ligero y sano.

En el mundo del exprimido y el prensado no se queda atrás con sus zumos y batidos en más de una veintena de variedades.

Lo tiene todo: variedades de zumos cold pressed, más de una decena de smoothies, completísimos healthy bowls, bebidas calientes (sin lactosa, tés ecológicos, matcha latte…) y tostadas con frutas.

Dirección: Calle Joaquín Gil Bergés 4, esquina con Plaza San Felipe

 

Matisse Riveracafé

Tataki de vaca rubia gallega en matisse riveracafe

Seguro que cuando entréis en el Matisse Riveracafé su aspecto os resultará familiar. Os recordará a otros lugares que quizá no acabéis de precisar, con su aire cuqui con personalidad propia.

El problema de quedarse en el Matisse es que los golosos tendrán problemas a la hora de resistirse a todos los pasteles caseros que les llaman desde la barra. Vuestra fuerza de voluntad no resistirá, creednos, maravillas como la Cheesecake, la Red Velvet, la de dulce de leche, la de Oreo o la de cerveza negra que levantan pasiones.

Al margen de esta propuesta dulce, desde el desayuno a la cena hay otras opciones. El chef Juan Carlos Callejas ha diseñado detalles gastronómicos para todos los gustos.

A primera hora conviene acercarse a sus trabajadas tostadas (la de anchoas y ventresca es una de las más demandadas) y tablas de calidad (de jamón, cecina, queso…); para el almuerzo, el plato del día mira a muchas partes del mundo (ramen, musaka vegetal, poke…); y la noche se puede dedicar a una de sus hamburguesas cocinadas a baja temperatura. También tienen varias opciones veganas.

La carta también incluye zumos ecológicos muy top.

Dirección: Paseo de la Ribera 7

 

Il Panettone

Il Panettone sirve uno de los mejores desayunos de la zona

Situada en la céntrica calle Bolonia, la cafetería Il Panettone es el establecimiento con la mejor relación calidad-precio de la zona. Es uno de esos lugares donde parece que el tiempo se haya detenido años atrás, cuando todo era más sencillo y la gente no tenía tanta prisa.

Tanto en la agradable terraza como en el interior se sirven tostadas, hamburguesas, bocadillos, sandwiches, ensaladas y otros platos sencillos.

El espacio es sencillo, hipster sin excentricidades, un lugar fotogénico que no te hace sentir incómodo y sirve uno de los mejores desayunos de la zona.

Su terraza, tranquila y muy verde, es uno de los lugares más frescos y deliciosos de la ciudad. Sentaos y disfrutad del espectáculo de un día cualquiera con la compañía de un aperitivo y una caña.

Dirección: Calle Bolonia 11-13

 

Restaurante Celebris del Hotel Hiberusbrunch restaurante celebris hotel hiberus

Que quede claro: esto no es el clásico ‘brunch’ de hotel de lujo –aquel hartazgo de panceta y huevo que tanto daño nos han hecho a los hombres básicos!– sino la visión de Roberto Alfaro de esta comida.

Incluye una visión panorámica de sus platos dulces y salados favoritos, entrantes delicados y exquisitos, todas las posibilidades que podéis esperar en un hotel de alto nivel (queso, embutido, dulce…) y recetas especiales que entran según el calendario.

Sed zen: podéis llenaros sin conocimiento o convertirlo en un ‘brunch’ de degustación excelente.

Las bebidas están incluidas en el precio. Se puede elegir entre distintos zumos naturales (naranja, sandía, piña o melón), café o té, cava, vino, refrescos, cerveza…

El Brunch del Celebris se sirve en el Afluentis, un impresionante salón, con amplios ventanales que permite la entrada de luz natural y que ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad y rodeado de un impresionante mural, homenaje a la huerta zaragozana y obra del pintor aragonés Pepe Cerdá.

Sólo los domingos de 12.30 a 15.30 h.

LugarHotel Hiberus, Paseo de los Puentes, 2

 

¿Crees que falta algún sitio? Dínoslo en los comentarios de abajo.