Pollo al chilindrón, bacalao ajoarriero, madejas, congrio a la bilbilitana, cardo con salsa de almendras, migas…  Si leer los nombres de estos platos os hace salivar, sentaos en las mesas de estos 5 restaurantes que os llevarán al cielo de la cocina tradicional aragonesa.

 

La Rinconada de Lorenzo

la rinconada de lorenzo restaurante

Zaragoza tiene la riqueza de disponer de algunos lugares que mejoran con el paso de los años. Muchas veces olvidados, algunos tienen, además, el plus de haberse modernizado sin excesos, para ponerse al día con la exigencia de calidad y buenos productos que pide la clientela. Uno de estos casos es La Rinconada de Lorenzo de la calle La Salle.

Quien quiera comer un ternasco de Aragón asado al horno como Dios manda, éste es el sitio.

Preparan muchas otras cosas, todas buenísimas, pero algunos recordamos con especial veneración los entrantes: croquetas, madejas, garbanzos estofados o borrajas… Y unas migas con jamón que todavía retenemos en las papilas gustativas.

Dirección: Calle La Salle 3, junto a la Plaza San Francisco

 

Restaurante Albarracín

restaurante albarracin zaragoza

El Restaurante Albarracín es un local familiar y para grandes mesas y eso genera un trasiego quizás perturbador los fines de semana pero aquí hay mucha honestidad, diligencia y un esmerado saber hacer que merece elogio.

Cocina basada en la tradición aragonesa donde el ternasco asado se presenta como uno de sus platos estrella de la casa.

Si no quieres aventurarte de primeras en sus salones, prueba cualquiera de sus raciones en la barra.

En sus platos se mezclan la tradición y la creatividad, basándose en materias primas de gran calidad y una exigente preparación. Producto máximo tocado de la mejor manera posible.

Dirección: Plaza del Carmen 1, junto a la Calle Cádiz

 

La Matilde

Restaurante La Matilde Zaragoza

Situado en la Calle Predicadores, La Matilde abrió las puertas en 1963 apostando por una cocina aragonesa de autor elaborada con productos de temporada, próximos y de calidad.

El restaurante ofrece una cocina imaginativa que toma los productos de Aragón como referencia para sus interpretaciones. Entre estos productos destacan los buñuelos de bacalao con crema de cebolla dulce de Fuentes de Ebro, el carpaccio de pulpo y guacamole con tomate en infusión y aceite de perejil o el ternasco a baja temperatura con anacardos y alcachofas.

La carta de vinos es completa, diversa, a nivel geográfico y económico. Recomendamos escuchar los acertados consejos del sumiller.

DirecciónCalle Predicadores, 7

 

La Bodega de Chema

Restaurante La Bodega de Chema

Desde 1972 la Bodega de Chema le ofrece toda la tradición de la cocina aragonesa con la destacada especialidad de la casa, el cabrito asado con patatas. Juega en la liga de esos restaurantes tradicionales, honestos, sin más pretensiones que conseguir que pases un rato animado.

Es uno de esos lugares del pasado en medio de la ciudad que parece mentira que hayan sobrevivido a los envites del progreso. La Bodega de Chema es un local familiar y para grandes mesas y eso genera un trasiego quizás perturbador los fines de semana pero aquí hay mucha honestidad, diligencia y un esmerado saber hacer que merece elogio.

Dirección: Calle de Felix Latassa 34

 

La Miguería

restaurante la migueria zaragoza

Es pronunciar “migas” y al joven moderno y urbano se le hace la boca agua, se siente como en casa.

Situado en pleno Tubo, La Miguería es un excelente lugar para un almuerzo o cena tradicional, en un ambiente agradable y a buen precio. Un sitio perfecto para hacer un descanso mientras se visita la ciudad.

La especialidad de la casa son las migas (con uvas, longaniza, huevo, torreznos, setas, langostinos, chistorra, virutas de foie, chocolate o naranja), aunque en la carta también hay ensaladas, tablas y deliciosas tostadas.

La Miguería fue destacada en el año 2011 por los lectores del periódico británico The Guardian como uno de los 5 mejores restaurantes de España.

Dirección: Calle Estébanes 4 (El Tubo)

 

¿Crees que falta algún sitio? Dínoslo en los comentarios de abajo.