No hace falta cruzar el Atlántico para disfrutar de la mejor gastronomía latinoamericana. En Zaragoza contamos con restaurantes que preparan con gran acierto los platos tradicionales de sus países, y algunos añadiendo un toque de actualidad.

Repasamos los mejores ejemplos de cocina latina de Zaragoza, desde México a Cuba pasando por Perú o Venezuela.

 

El Paladar Serrano Sanz  y El Paladar Pilar LorengarRestaurante El Paladar - Calle Pilar Lorengar

En Cuba es una experiencia social y culinaria entrar a ciertas casas familiares que transforman su sala de estar en un diminuto comedor para los foráneos. Son los “paladares”, lugares basados en la gastronomía tradicional, la necesidad de buscarse la vida y la demanda de sabores auténticos por parte de los visitantes. Idénticas características reúne El Paladar zaragozano que regenta el matrimonio hispano-cubano de José Luis Simón y Narelia Soto.

El Paladar se distingue por ser uno de los mejores restaurantes cubanos de la ciudad. Concentra lo más indispensable de la gastronomía de la isla, construida a través de la mezcla de productos y gustos de España, África y los indígenas.

No falta el arroz congrí, una de las bases alimentarias de los cubanos, así como lo más común de los platos de carne, la ropa vieja. Otros platos esenciales que encontrarás en la carta son los moros y cristianos, la carne de cerdo asada o el picadillo habanero.

Por 5,90 euros se ofrece un menú (no incluye postre) con propuestas caseras, de corte muy clásico. Además son servidos a la forma típica cubana, es decir todos los platos a la vez.

Los fines de semana el menú (8 euros) sube de nivel con la presencia, entre otros productos, de codillo asado o guisos de carrillera de ternera.

Direcciones:

El Paladar Serrano Sanz, Calle Serrano Sanz, 6 (entorno de la plaza San Francisco)

El Paladar Pilar Lorengar, Calle Pilar Lorengar, 28 (zona de la calle Bretón)

 

Restaurante Perú Sabor 

Picarones en el Restaurante Perú Sabor

Al limeño Christian Thorne, chef y propietario de Perú Sabor, le encanta decir que en su país no hay restaurante como el suyo, pero… “casi todos los restaurantes de Perú se representan en el mío de Zaragoza”.

La cocina que propone Perú Sabor es soberbia y el servicio, atento y amable (seguro que necesitas que te orienten con algunos ingredientes).

Las atractivas elaboraciones son fruto de un respeto por la tradición a la vez que evolucionan un paso más allá en atrevimiento y presentación. La carta tiene ya sus clásicos inamovibles pero sorprende cada temporada con nuevas sugerencias. Que no falte el pisco en la mesa.

Su decoración, un escaparate del acerbo artístico-cultural del país, corre paralela a la diversidad que después encuentras en el plato.

Dirección: Calle El Trabajo, 9 (barrio de San José)

 

Molarepa Santa Catalina y Molarepa Albaredaarepas en el restaurante venezolano molarepa

Sencillez y calor. Molarepa ofrece una mezcla de estilos estimulante: influencias latinas y europeas flotan en una atmósfera sedante, relajada.

Se dedican, en exclusiva, a hacer y vender la arepa, el bocado venezolano callejero por excelencia.

“En Venezuela, desayunamos, almorzamos, comemos, merendamos, cenamos arepas, y hasta las recenamos si la noche se alarga. Cualquier hora es buena para comerlas”, nos cuenta Maryuri Teresa Urdaneta, la venezolana propietaria de los dos negocios que en los últimos años ha abierto en Zaragoza con el nombre de ‘Molarepa’.

¿Por qué? “Porque las arepas son chéveres. La arepa es una especie de bocadillo hecho con masa de trigo dura y compacta, rellena con ingredientes como frijoles y carne mechada. Tienen de muchos tipos y son muy recomendables. Si no las habéis probado nunca, os parecerán que están a medio camino entre el taco y la cocina cubana.

Direcciones:

Molarepa Santa Catalina, Calle de Santa Catalina 1, a pocos metros del Coso

Molarepa Albareda, Calle José Luis Albareda 3

 

Distrito MéxicoDistrito México restaurante mexicano en zaragoza

Esta taquería ha sabido dar un toque cosmopolita y moderno a la cocina mexicana.

En Distrito México reinterpretan las clásicas recetas de la gastronomía mexicana con un notable éxito, dándole un toque moderno a los platos pero sin perder ni un ápice de sabor.

Juega en la liga de esas taquerías caseras, honestas, sin más pretensiones que conseguir que pases un rato animado.

Buena carta de tacos, nachos y platos tradicionales que pocas veces se ven por aquí.

La decoración sobria y elegante del restaurante se aleja de los típicos restaurantes mexicanos.

Varias etiquetas de mezcal y tequila en sus estanterías, siempre tentadoras.

Servicio rápido y, como dicen en méxico, buena onda. Es fácil convertirlo en un lugar asiduo.

Dirección: Calle José Pellicer Ossau, 1

La Quebradora Princesa y La Quebradora CinegioLos mejores restaurantes mexicanos de Zaragoza

La Quebradora es una “taquería gastronómica” decorada con objetos y fotografías relacionadas con la lucha libre (La Quebradora es una llave perteneciente a la lucha libre mexicana). Un mexicano moderno, joven y sabroso, ideal para tener una comida o cena informal en buena compañía.

A primera vista, el local no parece un sitio mexicano, más bien nórdico, impoluto, anguloso. De hecho, el toque multicolor lo ponen las máscaras de lucha libre mexicana, al alcance del comensal en una repisa.

Su objetivo es recuperar los sabores tradicionales de la gastronomía mexicana, una de las cocinas más ricas y atractivas del nuevo mundo, y hacerlos llegar al público zaragozano.

Hay respeto por la tradición y la calidad de la materia prima. Es puro disfrute.

Direcciones:

La Quebradora Princesa, Calle Princesa 3. 976 240 371

La Quebradora Cinegio, Calle Cinegio 3 (El Tubo). 976 240 844

 

Alma Criolla

Alma Criolla Empanada Bar Zaragoza

Se propusieron traer todo el sabor de Argentina a Zaragoza metido en una empanada y lo han conseguido.

Desde su coqueto local en la calle Mayor, la porteña Celina Willinbrugh y la cordobesa Adriana Moreira han conquistado el Casco Histórico y la ciudad entera.

Su buena mano entre hojaldres es clara y, por eso, Alma Criolla no hace más que sumar adeptos.

Sus creaciones se hacen de forma artesanal, cómo no, con masas veganas y vegetarianas y más de 20 variedades. Ofrecen tantísimas combinaciones que seguro que os cuesta elegir.

Dirección: Calle Mayor 53

 

Valió la pena

restaurante nicaragüense Valió la pena

Lester Gaitán piensa que definitivamente sí valió la pena montar el modesto restaurante que hoy posee en Zaragoza. Valió la pena una vida en cocinas y restaurantes de su Nicaragua natal, de Costa Rica, México y Estados Unidos para por fin tener su negocio. Eso sí, en la vieja España, donde lleva casi una década mostrando la cocina más típica de su país.

Mientras otros sitios nicaragüenses o centroamericanos tienen en la pared una enorme bandera de la nación y poco más, Lester se dedica a mostrar la cultura de su tierra con su comida. Él y toda su familia, porque todos trabajan en el negocio.

De esta manera elaboran numerosas y económicas raciones de gallopinto, o sea, arroz y frijoles revueltos; o pasan mucho tiempo al calor del horno de brasas para asar los kilos y kilos de carne que componen sus famosas raciones de caballo bayo. Ojo, en Nicaragua no comen caballos. Estas fuentes tienen carne de res, chancho, chicharrones, yuca, tortillas, tajadas, queso, arroz, frijoles, aguacate y ensalada.

Dirección: Calle Conde Aranda, 30

 

¿Crees que falta algún sitio? Dínoslo en los comentarios de abajo.