Son el broche gastronómico que pone fin a la Navidad. Los roscones de Reyes no pueden faltar en el día más mágico del año junto con un buen chocolate caliente y en compañía de familiares y amigos. Grandes, medianos o pequeños, clásicos sin relleno o con nata montada y trufa, con fruta escarchada, crema o cabello de ángel… Hay un sinfín de variedades e innovaciones de este bollo navideño, igual que hay en Zaragoza una cantidad innumerable de pastelerías donde encontrar estas peculiares obras de arte.

Todo es cuestión de gustos y es imposible desvelar cuáles son las mejores, pero valgan estos doce ejemplos para disfrutar de roscones dignos de reyes.

 

Pastelería FantobaPasteleria Fantoba

Una pastelería con encanto que mantiene casi la misma decoración que en su inauguración, allá por 1856. Durante todo este tiempo sus maestros artesanos no han dejado de elaborar sus excelentes hojaldres, turrones, delicados roscones (que se comen el 6 de enero y el día de San Valero), frutas confitadas envueltas en chocolate, trenza, violetas escarchadas y pastelillos de formas perfectas.

Si buscas buenos roscones en Zaragoza tendrás que pasarte por la Pastelería Fantoba. El suyo es uno de los más populares de la ciudad, sobre todo, el de nata pastelera. Porque con el roscón de esta casa pasa lo mismo que con los vaqueros Levi ‘s: la calidad nunca pasa de moda. 

DirecciónCalle Don Jaime I, 21

 

roscon de reyes en panaderia pinillaPanadería Pinilla

Desde 1964 Pinilla es una de las panaderías artesanas por antonomasia de Zaragoza.

Si en su local de la calle Zumalacarregui (donde se encuentra el horno y el obrador) ya eran toda una referencia en lo que a panadería artesanal se refiere, no es de extrañar la buena acogida que tuvo su desembarco en el número 20 del paseo Cuellar, justo al lado de la iglesia de San Antonio y a unos pasos del Puente de América.

Su letrero reza ‘pan auténticamente bueno’, y nosotros añadimos ‘roscón realmente delicioso’, porque junto a los panes ecológicos de masa madre y largas fermentaciones, durante el periodo navideño añaden el roscón a los imprescindibles de su obrador.

Direcciónes: Zumalacarreagui 8 y Paseo Cuellar 20

 

Obrador Pastelería NavaObrador Pastelería Nava

Fuera de la tradicional ruta por las pastelerías más populares de la capital encontramos este establecimiento fundado en 1980, Obrador Nava, que vive en Navidad uno de sus momentos álgidos del año.

No es de extrañar las colas de clientes, muchos de ellos procedentes de otros barrios, que se desplazan hasta allí para hacerse con uno de sus roscones suaves, jugosos y con un acabado impecable.

Dirección: Calle Privilegio de la Unión 35

 

Tartas Melba roscon de reyes zaragozaTartas Melba

Sus roscones son un clásico para los zaragozanos, que cada año aguardan largas colas para disfrutar del que, con el paso del tiempo, se ha convertido en uno de los buques insignia de Tartas Melba. Materia prima de calidad, masa fina y sobria decoración, con azúcar y almendra como único adorno, son las notas que caracterizan a los roscones de este obrador familiar, fundado en 1965.

Dirección: Calle Cortes de Aragón 70

 

Pastelería El Capricho

El amor por la tradición y la calidad del producto guían el trabajo diario de Luis Paracuellos, responsable de este negocio. En el podemos encontrar, además de docenas de tipos de pasteles y turrones diferentes, otras especialidades gourmet, como su roscón de Reyes, este año relleno incluso de crema. Aunque no faltan los clásicos de nata o trufa, o sin relleno, solo recubiertos de azúcar, almedra y fruta.

DirecciónCalle Don Jaime, 25

 

Toque de CanelaRoscon de reyes en Toque de Canela

Un espacio coqueto junto al mercado de San Vicente de Paúl con una oferta de pastelería artesana digna de cualquier fiesta de cumpleaños de dibujos animados.

Esas en las que los pasteles de colores ocupan toda la mesa, con un aspecto esponjoso y brillante. Aun así, la tarta de queso no pasa desapercibida. El toque ‘homemade’ se nota en cada mordisco.

Toque de Canela cuenta con un obrador propio donde elaboran de forma artesanal cada día desde cupcackes para todos los gustos hasta tartas y bollería.

Ahora bien, como pasa con los restaurantes de alta gama que hacen cocina tradicional, aquí tocan los pasteles de toda la vida con una finura inenarrable. Una buena prueba es su roscón de reyes, que presentan en dos versiones: la clásica rueda de mazapán con sorpresas escondidas, y el roscón de Baileys.

Dirección: San Vicente de Paúl 7

 

Pastelería BAiresRoscones en la Pastelería BAires

Es la alegría de la calle. Un mostrador y unos estantes llenos de panes, pasteles, tartas y pastas llenan de vida esta vía corta, estrecha y casi sin comercios de La Almozara.

Con un horno hecho a medida y tienda de madera clara, el Baires se ha hecho un hueco en el universo panero de Zaragoza, poco a poco y sin hacer mucho ruido. Unos carteles anunciando los panes del día atraen al peatón, que al entrar no sabe qué variedad escoger. Sus panes nos recuerdan a la panadería de nuestro barrio que cerró, en definitiva una pasión heredada por varias generaciones de panaderos…

En esta pastelería se elabora un roscón de  altura. De lenta fermentación y solo con ingredientes naturales. Y para el relleno, al gusto, a elegir entre nata o trufa. O nada, para tomarlo al estilo tradicional.

Dirección: Calle Las Cortes, nº 9 – 11