San Valero se celebra en la ciudad de Zaragoza cada 29 de enero con el tradicional roscón, de ahí el dicho San Valero rosconero.

Grandes, medianos o pequeños, clásicos sin relleno o con nata montada y trufa, con fruta escarchada, crema o cabello de ángel… Hay un sinfín de variedades e innovaciones de este bollo tradicional, igual que hay en Zaragoza una cantidad innumerable de pastelerías donde encontrar estas peculiares obras de arte.

Todo es cuestión de gustos y es imposible desvelar cuáles son las mejores, pero valgan estos ejemplos para disfrutar de roscones dignos de San Valero.

 

Toque de CanelaRoscon de reyes en Toque de Canela

Un espacio coqueto junto al mercado de San Vicente de Paúl con una oferta de pastelería artesana digna de cualquier fiesta de cumpleaños de dibujos animados.

Esas en las que los pasteles de colores ocupan toda la mesa, con un aspecto esponjoso y brillante. Aun así, la tarta de queso no pasa desapercibida. El toque ‘homemade’ se nota en cada mordisco.

Toque de Canela cuenta con un obrador propio donde elaboran de forma artesanal cada día desde cupcackes para todos los gustos hasta tartas y bollería.

Ahora bien, como pasa con los restaurantes de alta gama que hacen cocina tradicional, aquí tocan los pasteles de toda la vida con una finura inenarrable. Una buena prueba es su roscón San Valero.

Dirección: Calle San Vicente de Paúl 7

 

Obrador Pastelería Nava

Obrador Pastelería Nava

Fuera de la tradicional ruta por las pastelerías más populares de la capital encontramos este establecimiento fundado en 1980, Obrador Nava, que vive en San Valero uno de sus momentos álgidos del año.

No es de extrañar las colas de clientes, muchos de ellos procedentes de otros barrios, que se desplazan hasta allí para hacerse con uno de sus roscones suaves, jugosos y con un acabado impecable.

Dirección: Calle Privilegio de la Unión 35 (muy cerca de la Avenida San José)

 

Tartas Melba

Tartas Melba roscon de reyes

Sus roscones son un clásico para los zaragozanos, que cada año aguardan largas colas para disfrutar del que, con el paso del tiempo, se ha convertido en uno de los buques insignia de Tartas Melba. Materia prima de calidad, masa fina y sobria decoración, con azúcar y almendra como único adorno, son las notas que caracterizan a los roscones de este obrador familiar, fundado en 1965.

Dirección: Calle Cortes de Aragón 70

 

Los Mallorquines

Pasteleria Los Mallorquines Zaragoza

Esponjosa, ligera, fresca, equilibrada, con el punto justo de grasa, concentrada en la base, una ensaimada de Los Mallorquines es lo mejor que se puede almorzar.

Aseguran que el secreto del éxito es “tratar las cosas a la antigua”, tenerlo “todo muy reciente” y usar productos extra.

Tienen siempre bombones y una amplia oferta de pasteles y tartas absolutamente irresistibles.

Además, el día de San Valero podemos encontrar en su vitrina un delicioso roscón.

Direcciones:

Calle Santo Dominguito de Val 1. Teléfono: 976 295 652

Avenida Francisco de Goya 12. Teléfono: 976 214 914

Calle del Monasterio de Veruela 5. Teléfono: 976 493 650

 

Pastelería Ascaso

Roscones en la Pastelería Ascaso

Alta pastelería y chocolatería. Así reza el apellido de esta boutique pastelera de Zaragoza, una de las veteranas, con una tradición pastelera centenaria -nació en Huesca en 1890- y con fama más que merecida gracias a un postre: el pastel ruso. Lo bordan. No hay otro igual. Seña de identidad de la casa desde los años 70.

Pero no es lo único que sale de su obrador: las castañas del Pirineo son las reinas del otoño; los corazones de chocolate, nos roban el propio en San Valentín; sus turrones se llevan todos los galones en invierno. Y para el día de Reyes y en San Valero, tampoco podía faltar en sus mostradores el tradicional roscón, elaborado con masa fermentada de levadura fresca con leche, huevos, mantequilla, harina, agua de azahar y sin aditivos, y decorado con azúcar bolado y frutas confitadas y suele presentarse solo o relleno de nata, aunque se puede encargar relleno de trufa, crema o mezclando rellenos.

Dirección: Calle Arquitecto Yarza, 5 (a pocos pasos del Paseo de la Constitución)

 

Pastelerías Babot

roscones de la pasteleria babot

Las pastelerías Babot tienen esa idiosincrasia de comercio de barrio, que va a la suya, que se resiste a ser engullido por la gran ciudad y la forma de vivir acelerada. En Babot se han ganado merecidamente el honor de hacer algunos de los pasteles artesanos más deliciosos del barrio de las Delicias.

Hay muchas tentaciones, pero sus clásicos dentro de los clásicos en repostería, demuestran que son verdaderos maestros del dulce.

En San Valero y Reyes personas de todos los rincones de Zaragoza acuden a Babot en busca de sus roscones: esponjosos, tiernos y elaborados con ingredientes naturales. También son muy populares sus turrones.

Direcciones:

Vía Univérsitas, 19

Calle Escosura, 46

Avenida Navarra, 53

 

Dulcería Marquesán

Roscones de Dulcería Marquesán

Dulcería Marquesán es una de esas pastelerías de toda la vida que han conseguido labrarse un nombre a base de dedicación y esfuerzo.

Quien quiera probar su turrón histórico y artesanal, tiene que desplazarse hasta el barrio de San José. Venden turrones ya cortados y también en barra para comprar al peso.

Y, por supuesto, los bombones, guirlache y polvorones que cada día dan color y aroma a las vitrinas del mostrador.

Conquistan también sus conocidos roscones rellenos de nata o crema, que elaboran únicamente en la semana de Reyes y en San Valero, y cuya demanda no deja de crecer año tras año.

Dirección: Avenida Tenor Fleta, 52

 

Obrador Alajafería

 roscón de San Valero en el obrador Aljafería

Fundada en 1960 en Calamocha (Teruel), y con tienda en Zaragoza desde 1997, esta pastelería gourmet apasiona sin discusión a los amantes del dulce, con el objetivo siempre de transmitir experiencias y sensaciones para el recuerdo.

Partiendo de una materia prima de primera calidad y de una artesanía pastelera como pocas se pueden encontrar en Zaragoza, Obrador Alajafería ofrece todo tipo de repostería. Dulces de calidad que se deshacen en la boca y que son el complemento ideal de cualquier desayuno y/o merienda.

Entre su oferta no podían faltar unos riquísimos roscones hechos con mimo y que harán las delicias de los más golosos.

Dirección: Plaza Emilio Alfaro Gracia, 1, a pocos metros de la Calle de los Diputados y del Palacio de la Aljafería

 

Cibus en tu mesa

Roscones en Cibus en tu mesa

El paladar es sabio y en Cibus en tu mesa disfrutará como nunca. Esta pastelería gourmet con obrador propio apasiona sin discusión a los amantes del dulce, con el objetivo siempre de transmitir experiencias y sensaciones para el recuerdo.

Cibus en tu mesa produce excelentes milhojas, tartas de queso (cremosas a más no poder), tejas con harina de almendra y pastelillos de formas perfectas. Auténticas obras de arte efímero.

Además, si buscas buenos roscones en Zaragoza tendrás que pasarte por Cibus en tu mesa. Para el día de Reyes y en San Valero tienen espectaculares roscones artesanales de nata, o de nata y crema pastelera.

Dirección: Calle Contamina, 23

 

Horno de Repostería Ismael

Roscón en el Horno de Repostería Ismael

Esponjoso, suave y con una textura jugosa. Así es el fabuloso roscón de San Valero del horno de repostería Ismael.

Hay hasta seis tipos diferentes y los rellenos son a gusto del consumidor.

El resultado final: un bocado intenso que nos deja el mejor sabor de boca para despedir estas fiestas.

Este templo del dulce ofrece además un inagotable repertorio de pasteles y tartas.

Direcciones:

Calle Juan José Lorente, 9-11. 976 357 224

Calle San Vicente Mártir, 24. 976 217 388

Calle Gertrudis Gómez de Avellaneda, 73. 976 740 600

 

Manuel Segura

Roscones de reyes en Pastelerias Manuel Segura

Manuel Segura es una de las pastelerías más antiguas de España.

Tienen una carta con una amplia selección de chocolates, postres tradicionales, productos de temporada y una nueva gama de sabores de sus míticos bombones.

Además, son muchos los que han bautizado sus roscones de San Valero como los más sabrosos de la ciudad. Los puedes encontrar de nata, crema o trufa.

Actualmente tienen dos locales en Zaragoza.

Direcciones:

Calle Eduardo Dato 1. 976 215 336

Calle Pintor Antonio Saura 2. 976 740 593

 

Panadería Pinilla

roscón de la Panadería Pinilla

Desde 1964 Pinilla es una de las panaderías artesanas por antonomasia de Zaragoza.

Si en su local de la calle Zumalacarregui (donde se encuentra el horno y el obrador) ya eran toda una referencia en lo que a panadería artesanal se refiere, no es de extrañar la buena acogida que tuvo su desembarco en el número 20 del Paseo Cuéllar, justo al lado de la iglesia de San Antonio y a unos pasos del Puente de América.

Su letrero reza ‘pan auténticamente bueno’, y nosotros añadimos ‘roscón realmente delicioso’, porque junto a los panes ecológicos de masa madre y largas fermentaciones, durante el día de Reyes y en San Valero añaden el roscón a los imprescindibles de su obrador.

Direcciones:

Paseo Cuéllar, 20

Calle Zumalacárregui, 8

 

Pastelería Fantoba

roscones en la pastelería fantoba

Una pastelería con encanto que mantiene casi la misma decoración que en su inauguración, allá por 1856. Durante todo este tiempo sus maestros artesanos no han dejado de elaborar sus excelentes hojaldres, turrones, frutas confitadas envueltas en chocolate, trenza, violetas escarchadas y pastelillos de formas perfectas.

Además, si buscas buenos roscones en Zaragoza tendrás que pasarte por la Pastelería Fantoba. El suyo es uno de los más populares de la ciudad, y lo elaboran igual que hace un siglo, ya que la receta tiene más de 140 años. Porque con el roscón de esta casa pasa lo mismo que con los vaqueros Levi’s: la calidad nunca pasa de moda.

Dirección: Calle Don Jaime I, 21

 

Pastelería El Capricho

El amor por la tradición y la calidad del producto guían el trabajo diario de Luis Paracuellos, responsable de este negocio. En el podemos encontrar, además de docenas de tipos de pasteles y turrones diferentes, otras especialidades gourmet, como su roscón de San Valero, este año relleno incluso de crema. Aunque no faltan los clásicos de nata o trufa, o sin relleno, solo recubiertos de azúcar, almedra y fruta.

DirecciónCalle Don Jaime I, 25

 

¿Crees que falta algún sitio? Dínoslo en los comentarios de abajo.