San Valero fue Obispo de Zaragoza en los primeros tiempos del cristianismo, a comienzos del siglo IV. Es patrono de Zaragoza, que venera parte de sus reliquias desde el siglo XII.

Poco más sabemos de la figura histórica de San Valero, salvo que estuvo en el concilio de Elvira (Granada), el primero celebrado en Hispania, en el año 306.

El poeta romano Prudencio cuenta que San Vicente era su diácono y que en tiempos de la persecución de Diocleciano, le acompañó en su cautiverio hasta Valencia.

Cuenta la tradición que San Valero hablaba con dificultades y que quizá era tartamudo, por lo que ante el tribunal, tomó la palabra Vicente para defender a su prelado. Al contrario que su diácono, que fue martirizado y murió, San Valero salvó la vida, y se exilió, lo que explicaría el hallazgo de sus restos en el Somontano, cerca de la pequeña población de Enate.

En los albores del Reino de Aragón, el Obispo Arnulfo de Roda tuvo una visión que le reveló la ubicación de los restos del santo, consagró la nueva Catedral al prelado y a su diácono Vicente y trasladó sus reliquias a la nueva sede. Allí se conserva una preciosa arqueta decorada con esmaltes que contiene los restos de San Valero, junto con su casulla, su mitra y su túnica.

Más tarde, cuando los ejércitos de Alfonso I conquistaron Zaragoza, solicitaron a Roda de Isábena algunas reliquias del obispo Valero: Lopez Novoa, en su Historia de Barbastro narra cómo el brazo de San Valero fue entregado en 1121 en Roda a una comisión del Cabildo de Zaragoza de manos del mismo San Ramón.

Allí fue recibida ‘con tanta solemnidad, devoción y alegría como si el mismo San Valero volviese vivo de su destierro, acrecentando la devoción del pueblo con el milagro que obró, librando a un energúmeno de la opresión del demonio cuando pasaba la reliquia por el puente del Ebro‘. En 1170, Alfonso II solicitó el traslado del cráneo del prelado a la iglesia de Zaragoza. En Roda quedó su sepulcro, donde todavía se venera.

En el año 1397 don Pedro de Luna, elegido Papa como Benedicto XIII, obsequió a la Seo de Zaragoza, un espléndido busto relicario, obra de un taller de Avignon, para albergar la cabeza del santo patrón de la ciudad. También fueron regalos del papa Luna los bustos de San Vicente y San Lorenzo de La Seo.

Espléndidas obras de orfebrería, están realizadas en plata policromada y sobredorada y decoradas con esmaltes y pedrería. Por su realismo, belleza y perfección técnica, estas piezas se erigieron en modelo formal de toda la serie de bustos relicarios que se realizarían con posterioridad en el Reino, una serie que constituye uno de los rasgos más singulares de la platería aragonesa.

En 1965 el Ayuntamiento de Zaragoza encargó a Pablo Serrano unas esculturas, para decorar la fachada de la nueva Casa consistorial. Una de ellas es la de San Valero, situada en la puerta principal junto a la del Ángel Custodio.

Esculturas del Ángel Custodio y San Valero en el Ayuntamiento de Zaragoza

Esculturas del Ángel Custodio y San Valero en el Ayuntamiento de Zaragoza

Una calle muy cercana a la Seo, entre Don Jaime I y Ramón Cuellar, lleva su nombre.

 

SAN VALERO ROSCONERO Y VENTOLERO

San Valero se celebra en la ciudad de Zaragoza cada 29 de enero con el tradicional roscón, de ahí el dicho San Valero rosconero.

El roscón tradicional lleva mantequilla, harina, huevos, raspadura de limón y de naranja, agua de azahar, azúcar y levadura. Se suele rellenar con nata, aunque hay quienes prefieren la crema o la trufa. Para remate, una capa de azúcar y las frutas confitadas, que no a todos gustan pero que ese día se toleran sin problemas; se calcula que se comen unos 180.000 roscones en Zaragoza este día.

En este enlace te recomendamos los lugares donde comprar los mejores roscones de San Valero en Zaragoza.

los mejores roscones de San Valero en ZaragozaSan Valero es además ventolero, aunque no todos los años se cumple la segunda condición; este año aún está por ver si las condiciones climatológicas hacen que se cumpla un dicho que, desde luego, tiene todas las papeletas para que se vuelva a consumar otro año más.

 

PROGRAMACIÓN DE SAN VALERO

La programación calentará motores el sábado 28 de enero, con la Ronda del Gallo itinerante que comenzará a las 19:00 horas en la plaza de La Magdalena para recorrer las calles Mayor, Pedro Ramírez, San Lorenzo, Coso, Heroísmo y Asalto, para finalizar en el punto de partida.

Así, el día grande de la ciudad, el domingo 29 de enero, comenzará con cuatro de las actividades más tradicionales y asociadas a esta festividad.

Por un lado, el Ayuntamiento de Zaragoza abrirá sus puertas a los ciudadanos para las visitas guiadas por sus dependencias, en horario ininterrumpido, de 10:00 a 20:00 horas, y con apariciones teatralizadas en distintos momentos.

Por otra parte, a partir de las 10:00 horas volverá el reparto del tradicional roscón en la plaza del Pilar, con la colaboración de El Periódico de Aragón.

Y, a esa misma hora, en la misma plaza, comenzará a realizarse la bandera floral de Zaragoza, con la colaboración de la Asociación de Floristas de Aragón, mientras que los Museos Municipales abrirán sus puertas de forma gratuita. En este caso, los cuatro museos de la Ruta Caesaraugusta y el Museo Pablo Gargallo recibirán a sus visitantes de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas, mientras que el Museo del Fuego hará lo propio de 10:00 a 14:00 horas.

Poco después, a las 11:00 horas, se iniciarán las actividades infantiles, musicales y turísticas. Será el turno del Tragachicos, que se situará frente el Ayuntamiento, junto a la Fuente de Goya, para ver deslizarse por su interior a los más pequeños de la casa, de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas.

También a las 11:00 se iniciará en la plaza de San Pedro Nolasco la actuación de la Asociación Musical de El Picarral, mientras que en la Fuente de la Hispanidad, en la plaza del Pilar, sonará la tradición de la mano de las jotas con Reina de la Hispanidad. Y, desde el Balcón de San Lázaro, se iniciará una ruta turística por el Arrabal organizada por la Asociación de Vecinos Tío Jorge Arrabal.

Más tarde, a las 11:30 horas, la Comparsa de Gigantes y Cabezudos recorrerá la plaza del Pilar y las calles de Don Jaime I, Méndez Núñez, Alfonso y para regresar al punto de partida. De este modo, al mediodía la música seguirá ganando posiciones.

A las 12:00 horas se inicia, con la colaboración de Aragón Radio, en la plaza de San Felipe, el FestiValero, por el que pasarán Dúo Dídyma, Mairot, Swind Garret y Luna de Marte; mientras que en el escenario de jotas de la plaza del Pilar tomará el relevo D’Aragón.

El centro de la ciudad seguirá vibrando con más actividades, ya que la PAI ha organizado, a las 12:00 horas, en la plaza del Pilar junto a Delegación de Gobierno, la actividad ‘Muévete con los campanos’, a la que seguirá el reparto de roscón infantil. A las 12:30 horas, en la plaza San Pedro Nolasco, continuará el sonido de las bandas de música con la Unión Musical La Almozara, y a las 13:30 horas, en el escenario de la Fuente de la Hispanidad de la plaza del Pilar actuará O’Carolan.

Los mayores también tendrán su espacio en San Valero, a las 17:00 horas, en el Centro Cívico de la Estación del Norte, con el espectáculo de Variedades Armonía, al que se podrá asistir con entrada gratuita mediante invitación, y que organiza la Asociación de Vecinos Tío Jorge Arrabal.

Otra de las opciones para celebrar San Valero serán los teatros municipales. Así, el Teatro Principal acoge la obra ‘Miles Gloriosus’ y el Teatro del Mercado hará lo propio con ‘Hotel Flamingo Clownic’, cuyas funciones en ambos casos serán el 27 y 28 de enero a las 20:00 horas y 29 y 30 de enero a las 19:00 horas.

Del mismo modo, la Escuela Museo Origami, en el Centro de Historias, tendrá abiertas sus puertas para poder disfrutar de la exposición ‘La moda en papel’, de manera gratuita, el 29 de enero de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas, mientras que el lunes 30 la entrada será normal, de 10:00 a 14:30 horas.

Consulta nuestra agenda de actividades de Zaragoza para ver los mejores planes de nuestra ciudad.