Los restaurantes más románticos de Zaragoza

¿Buscando un lugar para impresionar a tu acompañante en la primera cita? ¿Quieres celebrar un aniversario en un sitio con estilo? ¿O simplemente quieres cenar con tu pareja en un ambiente cuidado y cercano?. La atención, la comida y el especial sabor romántico de cada uno de estos establecimientos ayudará a que tu cita para cenar se convierta en una noche para recordar.

He aquí nuestra selección de restaurantes románticos en Zaragoza, cada uno elegido por sus cualidades particulares, que hacen que disfrutemos de un rato especial al lado de nuestro ser querido.

Quema (Museo IAACC Pablo Serrano, Paseo María Agustín 20)

Pablo Picasso dijo una vez “la inspiración siempre llega, pero debe encontrarte trabajando”. Y es en esta frase donde encontramos la respuesta a las maravillas creativas que siempre te servirán en el restaurante Quema, porque detrás de ellas estamos convencidos de que se esconden muchas horas de trabajo.

El restaurante Quema es un espacio gastronómico singular, que nos propone una cocina de temporada, con platos elaborados a diario, con los mejores productos y en riguroso directo.

A cargo de los fogones está el exquisito cocinero Manuel Barranco, quien junto a Carmelo Bosque (estrella Michelín en el restaurante Lillas Pastia) ha articulado para el Quema una cocina de mercado y natural, modulando el volumen de los artificios, y poniendo sobre la mesa platos contundentes basados en materiales puros y de calidad, completamente entregados al servicio del sabor. Producto máximo tocado de la mejor manera posible.

Restaurante Uasabi de ZaragozaRestaurante Uasabi (Calle Cuatro de Agosto, en el Tubo, detrás de Puerta Cinegia)

El restaurante Uasabi nació en el año 2011, con la idea de ofrecer una propuesta diferente dentro de la oferta gastronómica zaragozana, con platos de cocina japonesa fusionados con la mediterránea y toques de la nikkei.

El chef Abel Mora, de origen argentino, estudió en el Instituto Argentino de Gastronomía y trabajó en varios restaurantes prestigiosos de Zaragoza y San Sebastián, lo que le permitó conocer la gastronomía más vanguardista y la cocina tradicional.

Situado en un antiguo mercado, local emblemático de los años trinta, el Uasabi apuesta por una cocina de autor elaborada con productos de temporada, próximos y de calidad. El restaurante ofrece una cocina imaginativa que toma los productos de Aragón como referencia para sus interpretaciones.

Ginger Fizz BarGinger Fizz Bar (Calle Joaquín Costa 16)

El Ginger Fizz Bar lo tiene todo para atraer a la gente cool: un cuidado interiorismo en el que el verde de la vegetación y el juego de las luces y sombras de su original iluminación son los protagonistas, mesas comunitarias de madera, ladrillos a la vista, ventanales abiertos a la calle, terraza…

La carta, además, está hecha para producir ataques de priapismo entre los modernos, con una amplia variedad de cócteles (su especialidad) y tapas de estilo joven y creativo, pero sin juegos de manos. Aquí encontraremos un buen producto y algunas recetas imaginativas como el tataki de salmón, langostinos tigre, empanadillas Gyoza, emadames (judías de soja japonesas), nigiris de anguila o su cebiche de atún con zumo de yuzu, entre otras muchas propuestas.

restaurante nativo zaragozaNativo (Avenida de Juan Carlos I 41, frente al Centro Comercial Aragonia)

Su cocina es muy original, pero los platos siempre son suculentos y reconocibles.

Como por ejemplo, el canelón relleno de longaniza con salsa de boletus. O las berenjenas y las cebolletas braseadas. O los champiñones con ajetes salteados. O la longaniza de Graus, que se acompaña con queso fundido del Somontano o el arroz horneado en brasa con longaniza y costilla de ibérico.

El chef es capaz de añadir una huella de altísima elegancia y creatividad, presente en platos como la picaña (cortes traseros de vaca laminados a la brasa), el taco de atún con cebolla confitada y curry rojo, los huevos rotos trufados con virutas de foie o el cachopo (doble ternera asturiana empanada con jamón serrano y cabrales), donde la estética sorprendente nunca pasa por delante de una combinación de sabores genial.

SmoothInterior del Restaurante Smooth (Plaza Los Sitios 18)

El Smooth demuestra que existe hermandad entre las tapas asiáticas, americanas y españolas, y un nivel de excelencia de producto y creatividad comparable a Barcelona o Madrid.

En muy poco tiempo se ha convertido en un restaurante imprescindible en Zaragoza. Ha conquistado este estatus gracias a una cocina llena de maestria y sofisticación, para tocar el cielo. Su carta es asequible, tanto por precio como por longitud.

Encontramos platos de buen producto de la tierra, como el jamón de bellota batido, los corazones de alcachofa o el huevo poche con foie bloc y Pedro Ximénez. Y ejemplos de la imaginación indiscutible del chef, como los tallarines vegetales con cerdo chutney o el timbal de salmón con nieve de burrata y eneldo.

Carnívoro Wine & GrillRestaurante Carnívoro Wine & Grill (Calle Zurita 21)

El arte de cocinar una buena brasa no es ninguna bobada. En el restaurante Carnívoro Wine & Grill saben encontrarle el punto perfecto a la carne.

El Carnivoro es un rara avis: un restaurante de lujo donde el máximo reclamo culinario es la brasa y no las recetas barrocas.

El chef tiene la mano rota para administrar las dosis necesarias de brasa directa y humo: es una ecuación de sabor, grasa y humo que haría renegar a Homer Simpson de la chuleta de cerdo.

Todas las carnes, excelentes, se sirven con una piedra de sal de la Himalaya que permite acabar la cocción en su punto deseado.

la-piedraTaberna La Piedra (Calle Cortes de Aragón 64)

La Taberna La Piedra es un restaurante que cuenta con una direccion y un personal que disfruta con lo que hace y que logra que un espacio pequeño y con pocas mesas se convierta en un lugar especial.

Prueba la especialidad de la casa, el chuletón a la piedra. Una piedra de lava caliente se lleva a su mesa acompañada de un plato de carne y un plato de sal marina.

Se espolvorea la sal en la piedra caliente y se cocina la carne a su gusto, lo que le permite disfrutar de todos sus jugos naturales y sabor. Acompañala con unas Piedritas (patatas con salsa de queso).

meliMéli Mélo (Calle Mayor 45, a pocos minutos de la Calle San Vicente de Paul)

El Méli Mélo es un establecimiento moderno con un toque vintage, que ofrece tapas originales y de calidad en un ambiente cuidado y cercano.

El Méli-Mélo ofrece dos espacios bien diferenciados. Por un lado, un gran mostrador lleno de sugerentes tapas de diseño donde se come de pie en mesas altas.

El otro area es un intimo y agradable reservado para comidas y cenas con unas pocas mesas donde se sirven exquisitos platos.

Restaurante Gamberro Restaurante Gamberro(Blasón Aragones 6)

El Gamberro es un restaurante vanguardista e imprevisible situado en el número 6 de la calle Blasón Aragones (a pocos pasos de la Plaza de Sas y de la calle Alfonso, en pleno corazón del Tubo).

El chef Franchesko Vera nos plantea una cocina elaborada con las técnicas más innovadoras, en la que la originalidad es uno de los ingredientes principales y con la que pretende provocar emociones en los comensales.

Algunas de sus sorprendentes creaciones son la Kriptonia (borrajas en témpura con CO2), el Noodles food truck (fideos con verduras y mejillones en formato para llevar y servidos en un camión de juguete), el Sashimi de atún rojo y lubina, las lenguas de pato o las palomitas de chocolate especiadas con wasabi.

Restaurante Contigo Pan y Cebolla, ZaragozaContigo Pan y Cebolla (Avenida Cesaraugusto 27, entrada Calle Peromarta)

El Contigo Pan y Cebolla es un establecimiento moderno con un toque vintage, que ofrece comida original y de calidad.

Parece mentira lo fácil que es dejar contentos a los comensales con pequeños detalles y, sobre todo, una cocina auténtica y hecha con pasión Es lo que se respira en este establecimiento con una única pretensión: la de querer gustar.

El local es amplio y con una decoración contemporánea y cálida en tonos negros y blancos. La carta de comida es muy diversa, con unos 20 bocadillos, algunos de ellos muy originales, cuidadas ensaladas y varias especialidades (desde tartar de atún, hasta carpaccio de pulpo con parmentier y helado de remolacha, pasando por un suculento chuletón a la piedra).

ricRic 27 (Calle Pedro María Ric 27)

El Ric 27 nos recibe con una barra de bar, unas pocas mesas con objetos vintage, camareros amables y una tentadora selección de tapas y raciones, que crean una atmósfera agradable y una experiencia diferente para el cliente.

El bar está unido al comedor, amplio y decorado con muy buen gusto con piezas vintage y contemporáneas.

La cocina está en las hábiles manos de Antonio Potenza, que elabora deliciosa cocina mediterránea con toques vanguardistas y de mercado.

restaurante goralai en zaragozaGoralai (Calle Santa Teresa de Jesús 26)

Ubicado donde estaba antiguamente el Aldaba, el Goralai es un restaurante moderno y acogedor decorado en vivos colores naranjas y verdes. Las paredes están adornadas con cuadros de pintores aragoneses de renombre como Jorge Gay, Villarrocha y otros.

El Goralai es un imprescindible de la alta gastronomía en Zaragoza, un estatus que ha conseguido gracias a una cocina llena de maestria y sofisticación.

Este local apuesta por una cocina de autor elaborada con productos de temporada, cercanos y de calidad. El restaurante ofrece una cocina ingeniosa que opta por los productos del país como referencia para sus interpretaciones.

BaobabRestaurante Vegetariano Baobab (Calle Arzobispo Apaolaza 10)

Situado al lado de la Universidad en Zaragoza, el Baobab es un buen restaurante vegetariano en el que no echarás en falta la carne. Suele estar bastante lleno, sobre todo al mediodía, por lo que recomendamos reservar con suficiente antelación.

El local dispone de unas cómodas sillas para unas mesas bien distribuidas, a una distancia prudencial para que los comensales no se molesten, una buena iluminación y un excelente servicio.

El restaurante ofrece una cocina imaginativa que toma los productos de Aragón como referencia para sus interpretaciones. La carta es sensata, muy adecuada, no extensa pero completa, con abundante mercado y sin excentricidades vanguardistas.

NovodaboCremoso de chocolate restaurante novodabo (Plaza de Aragón 12)

Situado en el número 12 de la Plaza de Aragón, el Novodabo es uno de los restaurantes de Zaragoza que marca la diferencia, con un excelente producto de temporada, una apetecible elección de los elementos que componen un plato, el toque exacto en su elaboración, una presentación creativa, sabores claros y auténticos, un cuidado servicio de sala y una buena bodega.

El menú degustación es un placer de esos que todo el mundo debería concederse una vez en la vida, o si se puede, una vez al año.

Ha conquistado este estatus gracias a una cocina llena de maestria y sofisticación, para tocar el cielo.

MarengoGyozas de pollo Pekín en el Restaurante Marengo (Calle Francisco de Vitoria, 5)

Hay restaurantes que de una manera u otra acaban apareciendo cuando se recomienda un buen restaurante, ya sea en un artículo como este o en una conversación entre amigos.

El Marengo es un buen ejemplo: local con encanto y cierta solera, localizado en el centro y una cocina elaborada de eternos mediterráneos con algún guiño a Japón y Perú (en su carta están correctamente especificados qué platos no son aptos para alérgicos e intolerante) y postres de escándalo.

Platos entre la tradición y la modernidad que se basan en el producto fresco y de temporada, ya sean de mar o de la tierra.

Cocina muy original con sabores de países lejanos, con platos como el gua bao, gyoza de pollo, el tataki de atún rojo, el wok de solomillo, la entraña argentina o la picaña brasileña.

Si crees que hay otro restaurante que debería estar en nuestra lista de los mejores restaurantes románticos de Zaragoza, dinos cuál y nos acercaremos de propio a visitarlo para ver si merece estar en este ranking!.

Tags: , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑